Antonio Coto, CEO de Dia.

Antonio Coto, CEO de Dia.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Nadie cree en el plan de Coto para Dia: la sangría en Bolsa continúa

Nadie cree en el nuevo plan de Dia. Al menos, de momento. No ha servido que el CEO de la cadena, Antonio Coto, desvelara las líneas maestras del plan tras unas semanas negras en Bolsa. Este martes, la compañía volvía a sufrir sobre el parqué.

En concreto, Dia se dejaba un 13,64% de su valor, dejando la acción en 69 céntimos y volviendo a marcar mínimos históricos. Lo hacía después de presentar sus resultados de los nueve primeros meses del año; unos resultados "a medias", puesto que la compañía no ha dado a conocer el resultado neto por estar realizando un test de deterioro previo a la presentación del plan.

La chicha estaba en la conferencia con analistas. En ella, Coto anunciaba la venta de la cadena Clarel (con más de 1.200 establecimientos en España y Portugal) y desgranaba, además, algunas de las claves del nuevo plan para la compañía. Así, avanzaba que el enfoque iba a estar en España y, en concreto, en el mercado de la alimentación.

Su gran apuesta, ha avanzado Coto, son los formatos de Dia&Go y La Plaza. Según sus cálculos, estos formatos, de proximidad y convenienciacrecen a un ritmo del 6%, frente al 4% de los supermercados y el 2% de los hipermercados. Líneas maestras que, como se observa sobre el parqué, a los inversores les han sabido a poco.

"El mercado no confía en el equipo directivo"

Coto se enfrentaba así a su primera conferencia con analistas, apenas dos meses después de haber sido nombrado CEO en sustituición de Ricardo Currás. No acaba de convencer. "Las cuentas que ha presentado no son transparentes, ni siquiera ha aportado datos de beneficios", apunta a este periódico Felipe López-Gálvez, analista de Selfbank.

Para el analista, "da la sensación de que el mercado no confía en el actual equipo directivo, de hecho se habla de que están buscando un directivo de primer nivel para suplir a Antonio Coto". En concreto, algunos medios apuntan a la posibilidad de que el elegido sea el expresidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, aunque fuentes de su entorno descartan por ahora que haya ningún tipo de contacto con la cadena de supermercados. 

"Queda demostrado que este es un año de transición para la compañía", señala López-Gálvez.  Para este experto, las cifras aportadas vienen a confirmar lo anunciado el día que lanzaron el profit warning. "El año 2019 será de transición, no se verán los resultados definitivos hasta 2020", asumía Coto durante la conferencia con analistas. Tras ver caer un 33% su Ebitda en estos meses, "la empresa dice que este empezará a remontar a partir del próximo año, lo cual el mercado no termina de creerse", apunta el analista.

"Se necesitan más datos"

Por tanto, lo explicado este martes no ha sido suficiente. Así lo cree también Juan Carlos Gázquez-Abad, profesor de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Para este experto, se necesita conocer de qué está hablando Dia exactamente. "Han hablado de marca blanca y de cierre de tiendas, pero, ¿en qué va a consistir esa apuesta? ¿Y cuántas tiendas van a cerrar?", se pregunta el experto.

En este sentido, Coto ha explicado en la conferencia que "necesitamos repensar qué ponemos en las estanterías", haciendo referencia a un cambio en la marca blanca de la compañía. Marca que, por cierto, permite a Mercadona ser el número 1 en cuota de mercado con cerca de un 25%, muy lejos del segundo Carrefour (8,7%), tras quien se encuentra Dia (8,2%).

Los cambios, desde luego, hacen falta. López-Gálvez va un poco más allá: "La mala evolución del negocio vía caída del Ebitda está deteriorando los ratios de apalancamiento. En estos momentos el ratio deuda neta/Ebitda se encuentra en el 3,1x, y algunos covenants podrían saltar si se supera el nivel de 3,5x", apunta el analista, que añade: "El actual CEO se ha comprometido a reestructurar su deuda para evitar que se activen esos covenants. No descartamos que la empresa se vea obligada a lanzar una ampliación de capital, lo cual diluirá la participación de sus actuales accionistas". 

"Dia tiene que trabajar muy cerca de los franquiciados, para lograr la homogeneidad de sus tiendas", dice Gázquez-Abad. En España y Portugal, el 56% de las tiendas Dia son operadas por franquiciados.

"Son muchas las dudas en torno a Dia: cambio en la cúpula, plan estratégico que no termina de concretarse, posible ampliación de capital, entorno muy competitivo en España…", enumera López-Gálvez. Si no hay cambios, se espera que Dia presente su plan estratégico completo en noviembre o diciembre, ya que hablaron de "otoño". Hasta entonces, todo apunta a que el castigo en Bolsa no va a cesar.