La fabricación del Airbus A380, en el aire.

La fabricación del Airbus A380, en el aire.

Empresas Sector aeronáutico

Airbus eleva su beneficio un 4% y las provisiones por los costes del A400M

Airbus contabilizó un beneficio neto de 1.453 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un aumento del 4% en comparación con las ganancias de 1.398 millones de euros registrados en el mismo periodo de 2017, ha informado este miércoles la empresa.

La compañía explicó que sus resultados se vieron afectados por la revaluación del cambio en instrumentos financieros, que fue parcialmente compensada por la revisión positiva de determinadas inversiones de capital, y por una mayor carga fiscal.

La cifra de negocio del grupo aeronáutico europeo, que ha reformulado sus cuentas de 2017 para adoptar el estándar de las NIIF 15, se situó en 40.421 millones de euros, un 6% más en comparación que en los nueve primeros meses de 2017, de los que 6.141 millones de euros correspondieron a su división de Defensa, un 6% menos.

En el tercer trimestre, ganó 957 millones de euros, lo que supone triplicar sus ganancias con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, con un Ebit de 1.576 millones de euros, 2,4 veces más. Los ingresos ascendieron a 15.451 millones de euros en este periodo, un repunte del 20% gracias a mayores entregas de aviones comerciales fundamentalmente, que incluyeron efectos positivos de los tipos de cambio.

De enero a septiembre, el resultado neto de explotación (Ebit) se situó en 2.683 millones de euros, lo que supone un aumento del 60%, con un Ebit ajustado que se multiplica por dos veces, hasta los 2.738 millones. Este resultado se vio impulsado por el rendimiento del A350 y por el aumento de las entregas, especialmente del A320neo (222 unidades).

AUMENTA PROVISIONES POR LOS COSTES DEL A400M

Además, incluye ajustes por la actualización de la provisión para el A400M (105 millones), el avión de transporte militar que se ensambla en Sevilla, por el aumento de precios y que supone un incremento de siete millones en comparación con los 98 millones del primer semestre, entre otros ajustes que suman un efecto negativo de 55 millones de euros.

"A pesar de que entregamos más aviones que el año anterior, aún nos queda mucho por hacer para cumplir nuestros compromisos", ha afirmado el consejero delegado de Airbus, Tom Enders, que dejará su cargo en abril de 2019 para ser sustituido por el francés Guillaume Faury.

Enders señaló que las conversaciones para modificar el contrato del programa A400M progresan pero "a un ritmo algo menor del planificado". "Nuestro principal objetivo sigue centrado en las entregas de aviones comerciales y en asegurar el aumento de la producción del A320neo", ha asegurado. 

Airbus ha señalado que está progresando en las capacidades militares del programa y en el plan de entregas y retroit, conforme a los objetivos fijados en febrero y conforme al acuerdo con los países clientes, pero advierte de que "siguen existiendo riesgos" en el desarrollo de las capacidades técnicas a un nivel de exportación suficiente dentro del plazo, así como en cuanto a la fiabilidad operativa de los aviones --especialmente en cuanto a los motores-- y a la reducción de costes. 

UN 5,5% MENOS DE PEDIDOS COMERCIALES

El volumen neto de pedidos de aviones comerciales de la firma entre enero y septiembre de este año se situó en 256 aeronaves, en comparación con las 271 unidades del año anterior, lo que supone un 5,5% menos que hace un año. Destacar el encargo de 61 unidades del A350 XWB, su modelo más avanzando. A 30 de septiembre, Airbus tenía en su cartera de pedidos 7.383 aviones comerciales, un 10% más.

Las entregas de Airbus alcanzaron un total de 503 aviones comerciales en los nueve primeros meses, 49 menos que hace un año (ocho A220, 295 de la familia A320, 31 aviones A330, 61 del A350 XWB y ocho A380).

En enero a septiembre, contabilizó 704 pedidos para Airbus Helicopters (-1%), cuya cartera de pedidos a 30 de septiembre está valorada en 12.593 millones de euros. Por su parte, su división Airbus Defence & Space registró pedidos por valor de 5.000 millones de euros en los nueve primeros meses, un 13% menos, acumulando una cartera de 35.880 millones de euros, un 7% menos a 30 de septiembre. 

POR ÁREAS DE NEGOCIO 

Los ingresos de Airbus por aviones comerciales alcanzaron los 30.478 millones de euros, un 11% más, mientras que el Ebit se situó en los 2.238 millones de euros, lo que supone casi triplicar la cifra de un año antes. Por su parte, Airbus Helicopters logró unos ingresos de 3.755 millones de euros, un 11% menos, con un Ebit de 179 millones de euros (+11%).

De su lado, Airbus Defence and Space (DS) redujo un 13% los pedidos recibidos. Los ingresos de DS alcanzaron los 7.051 millones de euros, permaneciendo estables, con un Ebit de 479 millones de euros, un 46% menos.

AJUSTE DE ENTREGAS Y RATIFICA PREVISIONES 

La posición de tesorería neta asciende 7.188 millones de euros a cierre de septiembre, un 36% menos, con respecto al cierre del ejercicio de 2017.

Airbus mantiene sus estimaciones de entrega para 800 aviones comerciales este año, incluyendo 18 aeronaves del modelo A220, con un programa de entregas de aviones actualizado.

En este punto, el grupo recuerda que el aumento de producción del A320neo está en curso, pero los problemas del retraso en la disponibilidad de motores experimentados en la primera mitad del año, además de dificultades industriales internas, hacen que el objetivo anual sea más exigente.

Asimismo, se ha ajustado el plan de entregas del A330neo para reflejar las últimas estimaciones por parte del proveedor de motores. Además, trabaja para resolver ciertos desafíos comerciales de los programas del A330neo y el A380, cuya finalización está prevista para final de año. El A350 avanza a buen ritmo para alcanzar la tasa de producción mensual de diez aviones prevista para finales del ejercicio.

Para 2018, ratifica su perspectiva de alcanzar un Ebit ajustado antes de fusiones y adquisiciones de aproximadamente 5.000 millones de euros (incluyendo una reducción debida al ajuste del A220). 

Además, espera que el flujo de caja libre sea inferior al de 2017 (2.950 millones de euros) como reflejo de una reducción estimada de 300 millones debida al A220. El grupo espera que este impacto se cubra en gran medida con el acuerdo de financiación para el programa.