Mikhail Fridman, el magnate ruso convertido en el accionista mayoritario de Dia

Mikhail Fridman, el magnate ruso convertido en el accionista mayoritario de Dia

Empresas DISTRIBUCIÓN

Fridman mantendrá su apuesta por Dia pese a perder un 50% en 10 días

Noticias relacionadas

La visión que el grupo inversor británico LetterOne tiene sobre Dia no ha variado un ápice pese a los problemas por los que atraviesa la cadena de supermercados. Más bien al revés: creen que tiene un gran potencial y que es un diamante en bruto que hay que pulir.

"Letterone creyó desde el principio en el potencial de DIA y continúa haciéndolo". Así lo expresan fuentes cercanas al grupo inversor que lidera el multimillonario ruso Mikhail Fridman. Aseguran que están convencidos de que Dia presenta potencial para ser un player mucho más relevante en el sector de la distribución de lo que es en este momento. Actualmente su cuota de mercado es del 7,8%, por detrás de Carrefour (8,2%) y muy lejos de Mercadona, que es el líder indiscutible con el 25%, según datos de Kantar Worldpanel.

Para cobrar más protagonismo entre los consumidores y, de paso, enviar una señal positiva al mercado, el nuevo consejero delegado, Antonio Coto, prepara un plan de negocio que sea realista. Una estrategia que debe estar lista en otoño y que debería ayudar a despejar incógnitas entre los inversores. Eso haría que -de una vez por todas- se frene la sangría en Bolsa, en donde se ha dejado un 77% en el último año.

Ayudar a mejorar

Dado que la filosofía de LetterOne es la inversión a largo plazo y contribuir al desarrollo de las empresas en las que invierte, sus consejeros van a tratar de aportar toda su experiencia en el negocio. Es el caso de Karl-Heinz Holland, ex consejero delegado de Lidl y consejero de Dia a propuesta de LetterOne.

También el del presidente en funciones del grupo, Stephan DuCharme, que sustituirá a Ana Maria Llopis hasta que se designe un nuevo presidente. En su caso, además de consejero de la cadena española, es también presidente del consejo de supervisión de X5 Retail Group, uno de los distribuidores de alimentación más importantes de Rusia; y está considerado como uno de los hombres de más confianza de Fridman.

El fondo busca que un tercer consejero, Sergio Ferreiro Dias, forme también parte de su grupo de hombres fuertes; un extremo que tendrá que ratificar la junta de accionistas.

Mientras, DuCharme y Holland trabajan, explican las fuentes cercanas al grupo, junto al consejo de administración para intentar generar un plan que modernice y apoye el desarrollo de la enseña. Y es que dentro del sector de la distribución, se considera que la cadena de supermercados tiene un fuerte potencial gracias a su marca, la proximidad a sus clientes y la buena capacidad logística.

Ley de OPAs

LetterOne tiene en este momento el 29% de los títulos de la cadena de supermercados. De hecho, el que DuCharme haya sido escogido como presidente en funciones, ha dado alas a los rumores de una inminente OPA por parte del fondo británico sobre la compañía.

Quienes conocen la situación explican que en este momento no están pensando en ello. ¿Puede descartarse? En absoluto, pero no parece que vaya a ser inminente. En caso de que se lleve adelante, dependerá mucho de las circunstancias del mercado.

Insisten quienes conocen la forma de actuar del inversor británico en que no tiene necesidad alguna de tener el 100% de la compañía. “El grupo invierte su capital en participaciones de control o minoritarias con porcentajes diferentes dependiendo de las características de la compañía participada”, explican en su página web.

Además, y según recordaba hace unos días el Banco Sabadell, hay que tener en cuenta que la Ley de OPAs impide a un accionista lanzar una oferta a un precio inferior a una compra efectuada en la misma compañía durante los últimos doce meses. Por tanto, no parece probable que la propuesta se lanzase antes de enero para aprovechar posibles caídas del título de la acción.

No hay que olvidar que Dia ha perdido un 81% en los últimos dos años y que el mercado no ve claro hacia dónde camina; a eso hay que sumarle la fuerte presión bajista a la que se ve sometida la cadena de supermercados.

Ojo a los cortos

El detalle de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) refleja cómo las posiciones cortas copan el 17,65% del accionariado. Se da la circunstancia de que JP Morgan afloraba el pasado 3 de octubre un 0,5%; trece días antes de que lanzara un informe demoledor para la compañía, y que provocó que llegara a caer cerca del 7% horas antes de que la propia firma reconociera que tendrá que revisar los números de este año y el pasado.

Esas pérdidas acumuladas en el mercado hacen que los 460 millones invertidos hasta ahora en Dia hayan perdido valor. A esa cifra hay que sumarle otros cerca de 175 millones que tendrá que desembolsar este viernes para cerrar el 15% que tiene en opciones en este momento, y que depositarían en su mano oficialmente el 29% de los títulos de la cadena.

Sea como sea, parece que la aventura de Fridman en Dia no ha hecho nada más que empezar y que la cadena se verá sometida a un auténtico lavado de cara en los próximos meses.