El Ibex 35 sigue inmerso en la espiral bajista en la que se adentraba la pasada semana. El selectivo ha abierto este lunes con un descenso del 0,26% hasta los 8.879 puntos, lo que supone mantenerse en mínimos desde diciembre de 2016. 

Noticias relacionadas

Los peores valores en el arranque de este lunes son Día, con una caída del 2%; le sigue CIE Automotive, con un retroceso del 1% y Grifols (-0,95%). En la parte alta de la tabla, en cambio, encontramos a Técnicas Reunidas (1%); Naturgy, con un repunte de medio punto porcentual y Ferrovial que se sitúa con una subida cercana al medio punto.. 

La apertura de este lunes ahonda en los descensos de la pasada semana, en la que el selectivo español retrocedió un 3,8% en el cómputo global. Esos descensos hicieron que el Ibex 35 cerrar en sus peores niveles desde el año 2016.

La prima de riesgo española ha iniciado la sesión en 107 puntos básicos, uno menos que en la jornada anterior, después de que el rendimiento del bono español a diez años haya bajado ligeramente, hasta el 1,672 % frente al 1,676 % del viernes.

El resto de mercados europeos han abierto también a la baja. 

Arabia Saudí, nueva causa

Entre los motivos que se esconden tras este mal comportamiento de la Bolsa se encuentran, fundamentalmente, factores geopolíticos. El primero de ellos, la nueva amenaza de enfrentamiento entre Estados Unidos y Arabia Saudí, que podría llevara a un mayor control de las divisas. 

Por otro lado, subyace también la falta de acuerdo en torno al Brexit, la posibilidad de una guerra arancelaria y, por supuesto, el factor económico con el miedo a que haya una desaceleración, así como el efecto que pueda tener una escalada en los intereses de la deuda. 

Todas estas turbulencias son las que han hecho que Cepsa anunciara antes de la apertura que ha decidido aplazar su salida a Bolsa, que estaba prevista para este jueves 18 de octubre. 

La situación en Asia 

Todos estos factores han influido también en la apertura del mercado asiático. Así hemos visto cómo en Tokio el Nikkei ha caído un 1,87% hasta los 22.271 puntos al cierre.

Los títulos más castigados han sido los de Softbank que ha llegado a caer hasta un 8% después de que su relación con Arabia Saudí haya generado preocupación, tras las acusaciones contra el reino por la desaparición de un periodista.