Ikea sigue creciendo en España, pero lo hace a una velocidad más lenta. La compañía sueca facturó 1.497 millones en nuestro país al cierre del año fiscal 2018 (que para la empresa comprende del 1 de septiembre de 2017 al 31 de agosto de 2018), un 2,1% más que durante el ejercicio anterior. Esta cifra de crecimiento queda lejos del aumento del 5,8% del pasado ejercicio, cuando sus ventas se situaron en 1.466 millones.

Noticias relacionadas

Según ha explicado la compañía, durante el último ejercicio ha creado 596 nuevos puestos de trabajo en nuestro país, donde suma una plantilla de 9.272 empleados. Será en abril cuando se conozcan el resto de las cifras de la memoria anual de Ikea España.

En cuanto a las provincias donde más vende el gigante sueco, destacan Cataluña (con 360,8 millones en ventas), Madrid (352,7 millones), Andalucía (267,1 millones) o la zona de Levante, con Murcia y Valencia (216,8 millones).

El año de Ikea en España ha estado marcado por la apertura de su segunda tienda en el centro de Madrid, ubicada en Goya, donde la compañía ha presentado este miércoles estos resultados.

Crecimiento internacional

En el evento, Jesper Brodin, CEO de Ingka Group, el franquiciado de Ikea más grande, ha anunciado un crecimiento de las ventas del 4,7%, hasta los 34,8 millones.

Esta compañía tiene presencia en 30 mercados y durante el pasado ejercicio abrió 12 nuevas tiendas de Ikea, incluida la primera en India.