Así quedará el futuro Santiago Bernabéu tras la reforma que se va a llevar a cabo.

Así quedará el futuro Santiago Bernabéu tras la reforma que se va a llevar a cabo.

Empresas INFRAESTRUCTURAS

Nuevo Bernabéu: un crédito singular para un estadio singular

Miguel Elizondo Arturo Criado

Noticias relacionadas

Pocos símbolos representan mejor a un club que su estadio. Estas instalaciones deportivas se han convertido en los coliseos de la era moderna. Lugares donde los equipos libran las batallas deportivas que aspiran a ser recordadas durante generaciones. Pero como en el conjunto del deporte, las instalaciones no son ajenas al paso del tiempo.

Los estadios son algo más que la calidad de sus asientos, la temperatura de sus calefactores, las opciones de restauración o el resguardo que dan cuando el tiempo no acompaña. El campo de un equipo de fútbol es un elemento clave de su relación con los aficionados y, por ende, un activo estratégico para la prosperidad de sus cuentas. Una fuente de ingresos clave. Uno de los nexos de unión donde la relación aficionado-club es más estrecha.

El Santiago Bernabéu ha cumplido durante décadas con buena nota su labor. Su ubicación privilegiada, en medio de la arteria principal de Madrid (el Paseo de la Castellana), lo ha convertido en un punto de peregrinación turística clave para la capital. Sin ir más lejos, en 2017 alcanzó los 1,5 millones de visitantes, sólo superado por los museos Reina Sofía y Prado y el Parque Warner. Pero en los tiempos que corren eso no basta.

Nueva camada de Estadios

Durante la última década clubs referentes de Europa han actualizado sus estadios adaptándolos a las nuevas necesidades de los aficionados. En la Premier, Arsenal y Tottenham (además del mítico Wembley); en la Bundesliga, el Bayern de Munich; en la Serie A, la Juventus e incluso en LaLiga, los vecinos colchoneros, el Espanyol o el Athletic Club de Bilbao han estrenado campos que han conseguido llevar la experiencia de los aficionados a un nivel superior.

Así es el futuro nuevo estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid

Estas instalaciones, sobre todo en el caso de los equipos de la Premier, cuentan con nuevas funcionalidades que les permiten acoger grandes eventos deportivos como la NFL, las finales de Rugby o incluso veladas de boxeo.

Del mismo modo, a su gran capacidad de público, ahora suman una acústica y unas posibilidades de iluminación gracias a las cuales súper estrellas como Beyonce, Drake o Lady Gaga, cuelgan el cartel de no hay entradas de los estadios cuando no hay competiciones deportivas en juego. 

Tras varias legislaturas persiguiéndolo, el equipo directivo que capitanea Florentino Pérez cuenta con casi todas las piezas listas para convertir al Bernabéu en un referente a nivel mundial: un proyecto arquitectónico sólido conformado por la alemana GMT-Architekten y los estudios españoles L35 y Ribas Arquitectos.

Del mismo modo, el Ayuntamiento de Madrid ha dado luz verde a los permisos municipales pertinentes. Por último, los socios del Real Madrid votaron favorablemente el pasado 26 de septiembre tanto a la reforma del estadio como al plan de ejecución por el cual la entidad blanca podrá endeudarse hasta en 575 millones de euros.

Una situación a la que no se habría llegado si el fondo de Abu Dhabi, Ipic, hubiera mantenido su acuerdo de patrocinio valorado en 400 millones de euros. El retraso en el arranque de las obras generado por las desavenencias con el Ayuntamiento de Madrid hizo al fondo retirar el acuerdo que tenía con el club blanco.

Ahora, el Madrid ha solicitado la mediación de la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional de París para que tome una decisión en su enfrentamiento con Ipic, pues considera que el equipo ha cumplido el contrato, y es el fondo de Abu Dhabi quien lo incumple. 

Hasta que esta decisión no sea firme, la posibilidad de que el estadio cuente con un patrocinador está paralizada. Una vez exista certidumbre en la resolución de este conflicto el patrocinio se podría volver a reactivar. Una carta muy interesante que el club puede jugar en el futuro. 

Incógnitas por resolver

Llegados a este punto sólo quedan dos incógnitas por resolver: La más visible es quién construirá el estadio. En club lanzará en las próximas semanas una licitación para que las empresas interesadas en las obras de remodelación del Bernabéu presenten sus ofertas. Un goloso contrato en el que ninguna de las compañías relacionadas con Florentino Pérez podrá optar, tal y como fijan los estatutos del club.

Menos visible pero más importante estratégicamente será la fórmula y las entidades encargadas de financiar la operación. Y es que, estamos hablando de un crédito jamas visto en la historia del deporte español, tanto por su cuantía como por las condiciones en las que el Real Madrid quiere obtenerlo.

La complejidad de la operación y su importancia capital para las finanzas del club durante los próximos años hace que Florentino Pérez en persona esté encabezando tanto el diseño del producto financiero que va a solicitar, como los contactos con las máximas instancias de las entidades financieras que pueden optar a este proyecto. Apoyado por un asesor norteamericano, el presidente del Real Madrid está ultimando los detalles de la propuesta de financiación que quiere obtener para la reforma del estadio.

Como ya anunció en la junta de accionistas donde recibió el apoyo de los socios del Real Madrid a su propuesta de endeudamiento, el objetivo es conseguir un crédito que no lastre las capacidades del club durante los próximos años.

El tipo de crédito

La situación actual de los tipos de interés hacen que el club aspire a conseguir un crédito que ronde los 520 millones de euros con unos intereses en el entorno del 2,5%. Una operación que se extendería durante los próximos 25-30 años y que anualmente supondría pagar 25 millones de euros anuales. Una cantidad que supondría aproximadamente el 4% de los actuales 750 millones de euros de presupuesto del club blanco.

Y en este punto es uno de los que más va a tener que trabajar el equipo de Florentino Pérez con las entidades bancarias. Fuentes consultadas por EL ESPAÑOL consideran muy complejo llevar a cabo una operación con un calendario tan amplio. Las entidades financieras van a buscar acortar sustancialmente el plazo del crédito. Estas mismas fuentes ven complicado en el contexto actual que esta operación supere los 15 años.

Las obras de ejecución de la remodelación se realizarán según el proyecto presentado en tres años y medio. Desde el sector no se ve justificado que una obra que se va a relizar en ese periodo se financie en 25 años. Más cuando a día de hoy la salud económica del Real Madrid vive uno de los mejores momentos de su historia. Una situación a la que hay que sumar que, cuando el nuevo estadio comience a maximizar sus ingresos, se espera que genere 150 millones de euros al año

Clubes de la Premier como el Arsenal o el Tothenham, por poner la operación en contexto, han financiado sus nuevos estadios con créditos a 14 años y 5 años respectivamente. Los clubes ingleses, respaldados por contratos récord de televisión, mucho más copiosos que los de la liga española, han optado por concentrar los esfuerzos en el menor número de ejercicios posible para disfrutar de forma neta de los ingresos de sus nuevos campos lo antes posible.

¿Hipotecar el Bernabéu?

Otro punto caliente del acuerdo puede radicar en las garantías de la operación: qué activo van a pedir las entidades como garante del crédito. En otras obras de este tipo el propio estadio ha sido el elemento que los clubes han ofrecido a los bancos como garantía.

No cabe duda de que el Bernabéu por sí sólo es una 'joya' que podría servir para avalar el préstamo; sin embargo, hay quien plantea la posibilidad de que se opte por no hipotecar el estadio.

¿Los motivos? Primero, por lo que supone de 'símbolo' para el club blanco; segundo, porque en caso de una posible ejecución del préstamo, resulta muy complejo para una entidad financiera ejecutarlo. Esto podría abrir la puerta a poner como garantía hipotecaria la Ciudad Deportiva, o algún otro terreno que el Real Madrid pueda tener en cartera. 

Crédito sindicado

También existe mucha expectación por descubrir las entidades financieras que van a apoyar la operación. Desde el sector, la mayor parte de las apuestas apuntan a un crédito sindicado de, en principio, un mínimo de dos entidades y un máximo de cuatro.

Pese a que el silencio se ha impuesto en el sector bancario en torno a la operación para financiar el crédito del Nuevo Bernabéu, fuentes financieras explican a EL ESPAÑOL que Bankia podría ser una de las entidades que forme parte del pull escogido. No hay que olvidar que la entidad ya trabaja con el Real Madrid, al igual que ocurre con el Banco Santander.

También Caixabank, explican algunas fuentes, podría formar parte de las entidades que formen parte de las financiadoras del nuevo templo blanco; e incluso el Sabadell suena también como otra posibilidad para prestar el dinero a Florentino Pérez

La opción de lograr el dinero por la vía bancaria parece la más factible; sin embargo, otras fuentes apuntan a la posibilidad de que el crédito cuente con el respaldo de varias entidades financieras, pero que se pueda dar también entrada a algún fondo de inversión. Incluso, hay quien apunta a que el mexicano Carlos Slim podría estar interesado en financiar las obras del Nuevo Bernabéu, tal y como hizo con el Atlético de Madrid.  

Así las cosas, las próximas semanas se presentan muy intensas tanto en las oficinas del Real Madrid como en las plantas nobles de las citadas entidades financieras. El calendario marca al próximo mes de enero como punto de arranque operativo de la remodelación. Para ese momento tanto la licitación de las obras tendría que estar adjudicada como el crédito firmado.

En el sector esperan que antes de que termine el año se conozca quiénes serán los elegidos para dar forma, financiera y constructora, a la operación más importante de la historia reciente del Real Madrid.