Junta de Accionistas de OHL celebrada en Madrid.

Junta de Accionistas de OHL celebrada en Madrid.

Empresas

UBS agudiza la pesadilla bursátil de OHL: cae más de un 60% en 2018

No son tiempos fáciles para OHL. La gran reestructuración que la compañía comenzó en 2016 no está convenciendo a los inversores lo que está ocasionando un fuerte castigo a la cotización de la compañía. En lo que va de año la caída de la valoración de OHL supera el 60%.

En este contexto UBS ha anunciado que reduce su valoración de la acción de la constructora un 40% y la deja en los 2 euros. Una recomendación que complica aún más las posibilidades de recuperación del valor a corto plazo.

Apremiada por una serie de proyectos fallidos, OHL emprendió un camino de vuelta a sus raíces centrándose exclusivamente en el negocio constructor. El objetivo era convertirse en una empresa más pequeña, más ágil y desprenderse de la deuda de la empresa.

En este camino OHL ha ido desprendíendose de piezas en otro tiempo clave de su negocio como su división de concesiones, cuya venta al fondo IFM por 2.775 millones de euros anunció en 2017. Un año antes el turno fue para su salida de la concesionaria Abertis. OHL vendió su 11% por 1.329 millones de euros.

Un 2018 para olvidar

Los planes de futuro que ha presentando OHL así como la evolución de sus resultados no han convencido a los inversores. La compañía comenzó el año con su acción valorada en 5,15 euros. Un rango que aguantó hasta finales de febrero cuando la acción sufrió la primera gran crisis del año cayendo el 3 de marzo hasta los 3,84 euros.

Con la llegada de la primavera la acción se recuperó hasta los 4,16 euros que alcanzó el 10 de abril impulsada por los primeros análisis de los planes de futuro de OHL. Pero lejos de marcar un cambio de tendencia para el valor de la acción resultó ser una recuperación pasajera. Entre el 14 de mayo y el 18 de junio la acción de OHL pasó de 4,04 euros a 2,62 euros.

Desde ese momento la empresa ha coqueteado con los 2,8 euros por acción durante todo el verano hasta la presentación de sus resultados semestrales la pasada semana. Tras anunciar pérdidas por más de 800 millones y una bajada de su facturación del 9% los inversores se han mostrado inmisericordes con la acción de OHL que llegó a tocar los 1,72 euros por acción.

La segunda mitad del año se plantea clave para la constructora. Llegado este punto, necesita firmar una segunda mitad de año donde por fin se demuestre que la nueva estructura de diseñada es capaz de cumplir los planes presentados y, de esta forma, recuperar la confianza de los inversores.