Varios pasajeros se dirigen a un avión de Ryanair en el aeropuerto de Londres.

Varios pasajeros se dirigen a un avión de Ryanair en el aeropuerto de Londres. Reuters

Empresas AEROLÍNEAS

Ryanair espera sellar la paz con los sindicatos españoles para Navidad

Las huelgas están pesando y es hora de zanjar el asunto. Ryanair quiere sellar la paz con sus trabajadores en España antes de Navidad. La aerolínea reconoce que está más cerca de lograr un acuerdo con sus pilotos que con los tripulantes, pero se muestra abierta a seguir negociando para cerrar el asunto lo antes posible. 

"Somos pragmáticos y racionales", ha afirmado el portavoz de la irlandesa, Kenny Jacobs, este martes en Madrid al exponer que la compañía está "abierta" a que los trabajadores elijan bajo qué normativa quieren firmar sus contratos, española o irlandesa, ya que cada ordenamiento trae unas ventajas y obligaciones distintas.

Como ya anunció el consejero delegado de la aerolínea, Michael O'Leary, la semana pasada, Ryanair aceptará migrar los contratos irlandeses a la normativa local. Propone como punto de arranque a este proceso el próximo mes de enero. Aun así, "no es algo sencillo, hay aspectos de la normativa irlandesa que tienen que cambiar para que podamos hacerlo y estamos trabajando con el Gobierno de Irlanda para hacer ese cambio", ha explicado Jacobs. Una vez eliminadas esas trabas, y cerrados los acuerdos con los sindicatos, la aerolínea iniciaría un proceso de "transición" que duraría unos meses.

Refuerza operación para Verano de 2019

Pero la tensión con sus trabajadores en España no le resta ganas para seguir creciendo en el que es uno de sus principales mercados en Europa y donde ostenta un 19% de la cuota de mercado, por delante de Vueling e Iberia. 

Para el próximo verano, Ryanair ha anunciado 36 nuevas rutas, con lo que superarían las 600. Con este impulso esperan crecer un 3% en el año, hasta los 48,3 millones de pasajeros. Entre las nuevas rutas, la irlandesa conectará Madrid con Ouarzazate (Marruecos) y Barcelona con Kiev (Ucrania). Además, entre las 36 nuevas rutas ofrecerá once nuevas a Reino Unido (desde Reus, Málaga, Alicante, Palma, Bilbao y Barcelona a Londres y desde Sevilla a Bristol y Edimburgo) y seis nuevas rutas a Italia (desde Málaga a Nápoles; Valencia a Calgari; Sevilla a Calgari, Catania, Venecia; y desde Tenerife a Milán). 

Jacobs ha destacado que esta programación asegura "más de 2.280 puestos de empleo directo y más de 36.200 puestos de empleo en los aeropuertos españoles y contribuiremos a un gasto turístico de 12.000 millones".

El ejecutivo ha aprovechado la cita para repasar los datos turísticos que ha registrado España durante el último verano. Bajo su punto de vista, la desaceleración no debe ser motivo de alarma. Han caído las llegadas de turistas procedentes de mercados importantes como Reino Unido o Alemania, que eligen destinos más baratos como Egipto o Turquía, pero la situación ofrece la oportunidad de diversificar y apostar por atraer turismo más allá "del sol y playa".

"Hacemos un llamamiento a las autoridades turísticas del país para que trabajen en la diversificación del sector con el objetivo de que retorne a la senda alcista", apunta Jacobs.