Desde hace dos meses ya puede sentarse en las reuniones del consejo de administración de Glovo. El grupo de restauración AmRest, que invirtió 25 millones de euros en la española el pasado mes de julio, no duda ni un segundo a la hora de hablar de su apuesta por el negocio de la comida a domicilio, el que más crece.  

Noticias relacionadas

"Este segmento sigue siendo el de mayor crecimiento de nuestro negocio", señalaba Michał Serwatka, director de relaciones con los inversores, después de que AmRest hiciera públicas las cifras conseguidas en el segundo trimestre. Unas cifras que, dicen desde la compañía, les ayudan a conseguir su objetivo: duplicar el negocio en un plazo de tres años.

En concreto, el grupo polaco de restauración dueño de La Tagliatella, que gestiona las franquicias de KFC, Pizza Hut, Starbucks y Burger King, obtuvo un beneficio neto de 8,2 millones de euros en este periodo, lo que supone un incremento del 4,9% respecto al mismo periodo del año anterior. En este trimeste, sus ingresos totales aumentaron un 23,6%, hasta los 364,3 millones de euros, lo que impulsó también su resultado bruto de explotación (Ebitda) en un 14,2%, hasta los 40,3 millones de euros.

Salir de compras... y centrarse en Glovo

Para duplicar su negocio, AmRest señala a sus adquisiciones, un "pilar importante" en sus planes de crecimiento. Si nos centramos en España, uno de sus principales mercados, este plan está claro. En los últimos meses, el grupo polaco se ha hecho con la cadena española de hamburguesas Bacoa y con Sushi Shop, presente en 12 países europeos -entre ellos, España-.

No obstante, su paso más sonado ha sido la entrada al consejo de Glovo después de haber invertido 25 millones de euros en su ronda de financiación, en la que la plataforma se levantó 115 millones. Amrest va a su casa, Polonia, para ejemplificar el "crecimiento dinámico" en los servicios de entrega a domicilio. En este país, los ingresos del canal de entregas a domicilio aumentaron un 37% en el segundo trimestre.

"Esta sólida tendencia al alza y el hecho de que los consumidores se inclinan, cada vez más, a pedir comida a domicilio, nos anima a continuar con el desarrollo de servicios de reparto de cara al futuro", explica Serwatka. De ahí que su papel en Glovo sea especialmente relevante, en un momento en el que la compañía de reparto a domicilio está presente en 15 países.

"Nuestro compromiso y la cooperación estratégica con Glovo es una potente combinación: uno de los principales agregadores digitales con el principal operador de restaurantes en Europa", aseguraba entonces el grupo, que daba el salto al delivery con esta inversión.

Mientras, y con España como plataforma desde la que acelerar su crecimiento, AmRest prepara la salda a Bolsa en este país, su segundo mayor mercado. Con las adquisiciones y su papel en Glovo, tratará de seguir aumentando beneficio y de hacer realidad su aspiración, convertirse en el operador de restaurantes "líder en Europa".