Aplicación de Bizum, en una imagen de archivo.

Aplicación de Bizum, en una imagen de archivo.

Empresas BANCA

ING y Bizum no descartan su integración en el futuro

Arturo Criado Miguel Ángel Uriondo

ING y Bizum mantienen conversaciones regulares acerca de la posible integración de Twyp (la app de pagos del banco naranja) con la plataforma del resto de entidades financieras, que lideran Caixabank, BBVA, Santander y Sabadell. Las reuniones sobre el tema son frecuentes, pero por el momento no han fructificado en ningún acercamiento concreto que permita aventurar una alianza entre las partes.

Según confirman fuentes conocedoras de las negociaciones, todos los escenarios posibles están sobre la mesa: desde una integración de Twyp en Bizum a otras soluciones tecnológicas que permitan una mayor fluidez entre usuarios de ambas plataformas. Sin embargo, no parece que esos contactos vayan a fructificar a corto plazo.

Esto significa que, por el momento, Twyp y Bizum continuarán con sus planes de negocio por separado, y compitiendo entre sí. Se despejan así los rumores -aparecidos en los últimos días- que apuntaban a que ING había renunciado a una posible integración con el resto de bancos.

Esas informaciones surgían después de que ING y El Corte Inglés anunciaran la semana pasada un acuerdo que permitirá a los usuarios de Twyp hacer pagos (y retirar dinero) en los supermercados de El Corte Inglés e Hipercor, así como en las tiendas Supercor. Una iniciativa que se suma a los 8.000 puntos con los que ya tiene acuerdos para emplear esta app, con el Grupo Dia a la cabeza, así como con las estaciones de servicio de Shell, Galp y Disa.

Aunque desde ING descartan comentar el asunto, el objetivo del banco naranja a corto plazo es el de mantener el crecimiento de su tecnología, que cuenta con 450.000 usuarios en este momento. Una app que, además, puede emplearse por cualquier persona, con independencia del banco con el que opere; aunque a la hora de hacer traspasos entre entidades la transferencia del dinero no es inmediata.

Además, esa extensa red de comercios en los que Twyp permite abonar las compras, otorga a ING una ligera ventaja frente a Bizum. Es cierto que la plataforma liderada por los bancos tiene 1,5 millones de usuarios, pero todavía no tiene desarrollada una red de comercios en la que efectuar sus pagos. Por el momento tan sólo tiene una experiencia piloto, que confía en hacer extensiva en los próximos meses.

Los cajeros

Esa ventaja en el pago en tiendas, unido a la posibilidad de retirar dinero en efectivo en esos puntos, es uno de los motivos por los que ING no parece dispuesta a renunciar a Twyp en un período corto de tiempo. No hay que olvidar que uno de los puntos flacos de la entidad es su falta de cajeros.

El banco naranja complementa su red con acuerdos puntuales con otras entidades, siendo los cajeros del Popular los que más cobertura le dan, ya que permiten retirar efectivo a los usuarios de ING sin necesidad de pagar ningún tipo de comisión. Lo que aún no está claro es cuánto durará una vez que el Santander integre el ‘Popu’ bajo su marca.

Los clientes de ING también tienen la opción de retirar dinero en cajeros de otras entidades, aunque deben abonar una comisión que, en algunos casos, se elimina al retirar una cantidad mínima de dinero.