El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha pedido una política energética que no beneficie a aquellos que "se han quedado anclados en el pasado" sin hacer sus deberes y que quieren "seguir ordeñando sus activos".

Noticias relacionadas

El recado de Galán al Ejecutivo llega el día en que la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, va a exponer en el Congreso una "reforma estructural" del mercado y medidas para abordar la pobreza energética.

Según ha avanzado la propia ministra esta mañana en la sesión de control al Gobierno, las medidas que presentarán esta tarde supondrán una revisión tanto al funcionamiento del mercado como a sus impuestos.

"Si no abordamos reformas estructurales con respecto al funcionamiento del mercado y el sistema fiscal, es muy difícil que estas cosas puedan cambiar de manera sólida y estable en el tiempo por venir", ha respondido Ribera. Estas medidas llegan en medio de una espiral alcista del precio de la electricidad en el mercado mayorista ('pool') que ha hecho que este miércoles la energía toque un nuevo máximo en el año, 75,93 euros por mevagatio hora.

Galán ha aprovechado su participación en un desayuno organizado por el Club Diálogos para la Democracia para pedir una política industrial "clara y consensuada" con todos los agentes.

El objetivo: un modelo energético más sostenible, "apoyando a quienes desde hace 20 años llevan tomando decisiones valientes, frente a los que se han quedado anclados en el pasado tratando de maximizar sus resultados a corto plazo a costa de un mejor futuro para todos", ha defendido el presidente de la energética ante la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que también participó en la cita.

El presidente de la energética pide además que no se penalice a los que apostaron "por hacer las cosas de otra manera", en una clara referencia a la apuesta de Iberdrola por las energías renovables, en beneficio de aquellos que "no hicieron nada y siguieron anclados en el pasado". 

Para Galán, como ya ha señalado en otras ocasiones, existe una oportunidad "impresionante" para la economía española en el proceso de transición energética, un periodo en el que serán necesarias inversiones entre 70.000 y 100.000 millones hasta 2030. Aunque el presidente de Iberdrola ha celebrado los avances en el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética que la cartera de Ribera está haciendo, ha pedido una política y un marco regido por la "estabilidad, la certidumbre y la visibilidad".

Galán también consideró "una buena noticia" la recuperación de un Ministerio de Industria por el Gobierno, "vital para la reindustrializacion" y que debe ser "empuje y motor para volver a renacer o rehacer la industria en nuestro país".