Una mujer hace la compra online.

Una mujer hace la compra online.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Los alimentos, los marginados de la compra 'online': un 17% optan por ellos

Noticias relacionadas

Solo un 17% de los españoles opta por realizar su compra de alimentos 'online', siendo la categoría menos demandada en la compra por Internet, en contraste con el sector de viajes y eventos, según un estudio de la consultora The Cocktail sobre la compra online de alimentación en supermercados españoles.

Para el fundador y presidente de The Cocktail, Alberto Knapp, lo "más relevante" de este investigación es que muestra que existe un "amplio" recorrido de mejora por parte de las empresas de distribución retail de alimentos y que los supermercados pueden mejorar "mucho" la experiencia de los usuarios para aumentar su cuota de mercado.

Los resultados del estudio muestran que el grupo de población más proclive a utilizar la compra online de alimentos es aquel compuesto por familias numerosas de cinco o más hijos, a causa de la "falta de tiempo". Este grupo apuesta por la alimentación online en un 34% de los casos, el doble que la media. Las familias con hijos también superan esta media, con un 21% de uso.

Por edad, los de 25 y 34 años son los que más optan por la compra de alimentos online, ya que son "los que saben" de tecnología, en un 23% de los casos. Además, es "destacable" que la compra online crece según el poder adquisitivo de los usuarios y es mayor en Madrid y Barcelona, con un uso del 30% y un 22%, respectivamente.

Asimismo, los datos revelan que las mujeres evidencian mayor sensibilidad al gasto de envío y al trato al que son sometidos los productos, mientras que los hombres muestran más sensibilidad al tiempo de entrega.

Un carrito "muy básico" casi sin frescos

Respecto a las categorías de productos, el estudio resalta aquellos productos que están siendo incluidos en la cesta de compra online. Los datos muestran que el carrito de la compra por internet es "muy básico" y que en él se excluyen distintas categorías de productos, siendo los alimentos "frescos" (ausentes en 9 de cada 10 cestas) y los "congelados" los que menos aparecen.

En el caso de los huevos, lácteos y congelados la ausencia de compra presenta razones ligadas a la entrega. Por otro lado, para carnes, pescados, frutas y verduras, los motivos están ligados al proceso de búsqueda y selección. Ninguno de los principales players del mercado ha logrado revertir esta situación.

Otro elemento "relevante" es que la compra "impulsiva" es una experiencia "casi inexistente" en el ámbito online, de forma que casi la mitad de quienes han realizado la compra de alimentos por Internet ha asegurado que no se permiten caprichos que sí toleran en la tienda física.

Desconfiar al no poder verlo

Delegar la decisión de compra en alguien (o algo) que el usuario no confía es la "gran barrera" que impide el crecimiento del sector alimentario online. En la mayoría de los casos, los usuarios han declarado que se muestran desconfiados al no poder verificar el estado del producto por ellos mismos.

Convertirse en un agente "pasivo" en el proceso de selección no solo es el principal impedimento a generar la primera compra, sino también el principal "pain" entre quienes ya realizan la compra online de alimentos.

Otras limitaciones a la compra de alimentos por internet son las limitaciones a la hora de la entrega de los productos, en segundo lugar; los largos procesos de cambio y devolución en caso de que exista algún problema con el producto, en tercer lugar; y los gastos de envío, los cuales encarecen la compra total, en tercera posición.

En este sentido, la facilidad para realizar el proceso de compra y el estado en que se reciben los productos son los aspectos con "más incidentes" en la experiencia de compra online de alimentación.