Huelga de los trabajadores de cabina en Ryanair

Huelga de los trabajadores de cabina en Ryanair Jorge Barreno Madrid

Empresas

Los tripulantes españoles acusan al Gobierno de “permitir a Ryanair una conducta inexplicable"

Este lunes se reúnen los sindicatos USO y Sitpcla con los representantes de la aerolínea en el SIMA para evitar la huelga del día 28 de septiembre.

Noticias relacionadas

Faltan diez días para la nueva huelga coordinada de los tripulantes de Ryanair y la situación no da visos de resolverse. Los representantes sindicales de los ‘azafatos’ españoles lo tienen claro: la cúpula de la aerolínea irlandesa sigue cambiar de posición y ellos no van a ceder en la defensa de los derechos de los trabajadores españoles. Acusan al Gobierno español, eso sí, de dejarles solos en esta pelea en algo que precisamente corresponde a las Administraciones cuidar.

Aquí existe un fraude de ley que está consentido por el Gobierno. La Administración se está poniendo de perfil”, ha afirmado Pedro Alcina, secretario general de USO sector aéreo, a periodistas minutos antes de que comenzara una nueva mediación ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) para evitar la huelga del próximo 28 de septiembre. Este acto, sin embargo, es visto como un "mero trámite" y los sindicatos prevén que no lleve a ningún acuerdo que les lleve a desconvocar la huelga de este mes.

Después de un verano turbulento, en el que sólo se han producido “pequeños avances”, los sindicatos de tripulantes aéreos europeos volvieron a la carga a principios de este mes. Su decisión fue convocar una nueva huelga coordinada en, al menos, España, Italia, Bélgica, Portugal y Holanda. Pero van más allá: amenazan con “un paro al mes” si la irlandesa que dirige Michael O’Leary no se pliega a sus demandas. Desde la aerolínea ya han señalado que los paros convocados para el día 28 afectarán a alrededor de un 10% de su operativa.

¿Y qué piden los tripulantes? Lo mismo por lo que llevan meses peleando: que se les aplique la legislación nacional y no la irlandesa para estar protegidos por el derecho laboral de su respectivo país. “Esta es una huelga que no tenía por qué hacerse por los motivos que se hacen, la Administración de este país tenía que haberlo resuelto hace mucho tiempo. Está consintiendo a Ryanair un tipo de funcionamiento que es inexplicable”, agrega Alcina.

Este jueves, ambas partes están convocadas en la Dirección General de Trabajo una reunión de mediación. Esta cita debía haberse celebrado a principios de septiembre, pero la dimisión de la directora general de Trabajo, Concepción Pascual, hizo que se cancelara aquella cita. 

Piden al Gobierno que actúe

Bajo el punto de vista del sindicato, “ya sea desde Trabajo o Hacienda”, su papel es insuficiente. “Que los sindicatos tengamos que estar haciendo esta labor, pues bien, aquí estamos velando por los intereses de los trabajadores”, añade el responsable de USO aéreo. “Pero esto también le corresponde al Gobierno de este país, tiene que hacerse respetar, sino es muy difícil que en Europa te respeten”.

El pasado mes de julio, los tripulantes de España, Portugal, Italia y Bélgica realizaron dos jornadas coordinadas de huelga que afectó a más de 100.000 pasajeros. Los pilotos de la aerolínea también están en armas. A las huelgas de Irlanda, Suecia, Bélgica y Holanda del mes de agosto, con más de 400 vuelos cancelados y 55.000 viajeros afectados, se suma la próxima huelga que realizarán los pilotos alemanes coincidiendo con la celebración de la junta general de accionistas de Ryanair el próximo 20 de septiembre.