Se les ha terminado la paciencia. Las principales organizaciones relacionadas con el automóvil en España -Anfac, Aniacam, Faconauto, Ganvam y Sernauto- han llegado a un punto de no retorno y han enviado una carta abierta en la han defendido al diésel de “un mundo plagado de fake news” y en la que aseguran que “el diésel no contamina más que la gasolina”.

Noticias relacionadas

“Conviene desmentir aquellas afirmaciones inexactas para evitar que, por repetición, acaben tomándose como verdaderas, con las graves consecuencias que ello conlleva”, explica la misiva, firmada por José Vicente de los Mozos, presidente de Anfac; Germán López-Madrid, presidente de Aniacam; Gerardo Pérez, presidente de Faconauto; Lorenzo Vidal de la Peña, presidente de Ganvam y María Helena Antolin, presidenta de SERNAUTO

Las organizaciones insisten en que “el diésel es el combustible más eficiente y
con menores emisiones de CO2” y que “si comparamos con vehículos gasolina equivalentes, los vehículos diésel nuevos (que se venden actualmente en los concesionarios) presentan un consumo un 25% inferior y unas emisiones de CO2 por kilómetro 15% inferiores”.

“Además, los vehículos diésel nuevos y los de gasolina producen emisiones contaminantes en niveles equivalentes. Otra cosa sucede si hablamos de vehículos más antiguos (de más de 10 años) donde, con independencia de que sean diésel o gasolina, los niveles de emisiones de CO2 y NOx y partículas son muy superiores” señalan.

Obviamente, las medidas que propone un sector que en España da trabajo a 885.600 personas y factura 235.000 millones de euros, representando aproximadamente un 10% del PIB, pasan por vender más coches: “La solución para reducir los niveles de contaminación en las grandes ciudades reside en la introducción de medidas para retirar de la circulación los coches más viejos e ineficientes cuya edad media supera ya los 12 años”.

También insisten en el cambio tecnológico y recuerdan que desde hace décadas el sector está haciendo inversiones en I+D+i para poner en el mercado vehículos cada vez más limpios y eficientes. Aseguran que han conseguido que los vehículos nuevos diésel emitan un 84% menos de emisiones NOx y un 91% menos de partículas que los vehículos de hace 15 años.

“La Automoción española está plenamente comprometida con la descarbonización del transporte y la movilidad con cero y bajas emisiones. Y así lo estamos demostrando día tras día, trabajando y desarrollando coches tecnológicamente a la última, seguros y cada vez más respetuosos con el medio ambiente. Es una transición que debe hacerse de una forma progresiva y ordenada, con medidas y soluciones consensuadas que faciliten la movilidad de los ciudadanos, en sus diferentes modalidades”.

Piden, ante todo, “que no se ataque ninguna tecnología ni se genere incertidumbre innecesaria en la ciudadanía, porque ello puede afectar muy negativamente tanto a las inversiones en nuestro país y al empleo directo e indirecto del sector, como a los compradores recientes de estos vehículos diésel, indefensos, que ven cómo pierde valor su inversión de cara al futuro”.

Además, recuerdan que, especialmente en ciudades, “penalizar a los coches diésel (aunque sean nuevos), lo único que está provocando es un incremento de las emisiones de CO2”, que estos “están siendo sustituidos por vehículos gasolina” y que, paradojicamente, la situación nos aleja de los objetivos marcados por la Comisión Europea.

La carta no hace mención al impacto en las ventas de los vehículos diésel de los escándalos sobre los datos falsos de emisiones de este tipo de automóviles

Las organizaciones implicadas son la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas (Aniacam), la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios. (Ganvam) y la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto).