La comisaria de Comercio, Cecilia Malmström

La comisaria de Comercio, Cecilia Malmström Eric Vidal/Reuters

Empresas

La UE ofrece a Trump eliminar totalmente los aranceles a los coches

Bruselas busca un acuerdo limitado con EEUU para rebajar la tensión y evitar una guerra comercial.

Bruselas

Noticias relacionadas

La Unión Europea está dispuesta a suprimir totalmente los aranceles a las importaciones de coches siempre que Estados Unidos haga lo mismo, según ha anunciado este jueves la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström. Se trata de la última oferta de Bruselas al presidente norteamericano, Donald Trump, para rebajar la tensión y evitar una guerra comercial. Las declaraciones de Malmström han dado impulso a la cotización en bolsa de los gigantes automovilísticos europeos.

"Estamos dispuestos a reducir a cero nuestros aranceles sobre coches, todos los aranceles a cero, si EEUU hace lo mismo. Tiene que ser recíproco. Si eso ocurre, sería económicamente bueno para nosotros  y para ellos, sería beneficioso. Lo haríamos si ellos lo hacen y eso está por ver", ha dicho Malmström en una comparecencia ante el Parlamento Europeo. En la actualidad, la UE impone un recargo arancelario del 10% a los coches norteamericanos, mientras que en EEUU la tarifa es del 2,5%.

El anuncio de Malmström va más allá del principio de acuerdo que Trump alcanzó a finales de julio en Washington con el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker. Este pacto prevé negociar la supresión de los aranceles de todos los productos industriales excepto los coches. Un compromiso que supone una tregua en las crecientes tensiones comerciales entre la UE y EEUU: Trump había amenazado con un recargo del 25% a los coches europeos. Ahora, las dos partes se han comprometido a congelar nuevos aranceles mientras negocian.

La comisaria de Comercio ha explicado en la Eurocámara que el objetivo no es recuperar el pacto de libre comercio entre la UE y EEUU (TTIP, por sus siglas en inglés) -en el congelador desde que Trump llegó a la Casa Blanca- sino lograr "un acuerdo más limitado" sobre productos industriales. La agricultura no está incluida en las negociaciones ni tampoco los contratos públicos, ha subrayado.

En cuanto al compromiso adquirido por la UE de comprar más soja y gas licuado de EEUU, Malmström ha dejado claro que esto responde a las condiciones de mercado y que Bruselas en ningún momento va a "dar órdenes a los importadores" ni a rebajar sus estándares de seguridad alimentaria. Su objetivo es que el nuevo acuerdo de mínimos con Washington pueda cerrarse antes del fin del mandato de la Comisión en octubre de 2019.

"Tenemos profundos desacuerdos con EEUU en materia de política comercial", ha resaltado la comisaria. Entre ellos, las tarifas que Trump ha impuesto al acero y al aluminio europeo y que siguen vigentes pese a la nueva fase de deshielo.