Oficina de Ryanair en el Aeropuerto de Barajas.

Oficina de Ryanair en el Aeropuerto de Barajas. Quique García Agencia EFE

Empresas ANTES ERAN GRATIS

Ryanair cobrará entre ocho y diez euros por llevar maletas en cabina desde noviembre

La compañía solo permitirá embarcar bolsos pequeños que se puedan llevar debajo de los asientos del avión.

Noticias relacionadas

Ryanair ha anunciado este jueves una nueva política de equipaje a bordo, en otra vuelta de tuerca para aumentar ingresos y reducir servicios. La aerolínea ha informado que desde el 1 de noviembre cobrará entre ocho y diez euros por llevar maletas de diez kilos en sus cabinas, un servicio que hasta el momento era gratuito para todos sus pasajeros. Así, si la maleta se factura después de la compra del ticket el coste aumentará de ocho a diez euros.

Del mismo modo, han anunciado que los pasajeros podrán seguir llevando de manera gratuita un bolso de pequeñas dimensiones que se pueda trasnportar debajo de los asientos de sus aviones. Ryanair justifica esta decisión por los retrasos que se producían en sus vuelos, debido al elevado tiempo de embarque producido por los pasajeros que acomodaban sus equipajes en cabina.

No afectará al 'Priority boarding'

Ryanair fue una de las primeras aerolíneas en cobrar un extra por embarcar maletas en bodega con un peso estándar de 25 kilos, una medida que también se justificó para reducir tiempos de espera. Política que buena parte de las aerolíneas comenzaron a seguir posteriormente. En estos momentos, Ryanair cobra 20 libras (22 euros) por cada maleta en bodega.

El servicio Priority boarding, que incluye la elección de asiento y embarque prioritario, seguirá incluyendo la maleta de cabina de manera gratuita. Según Ryanair, el 60% de los clientes de Ryanair no se verán afectados por este cambio de política, ya que el 30% de los clientes ya compran Priority Boarding y el 30% ya viajan con solo un bolso de mano (no maleta) gratuito.

Ryanair espera que del 40% restante de los clientes (no prioritarios) afectados por esta nueva política, la mayoría pasará al embarque prioritario o decidirá viajar solo con un bolso de mano (pequeño) gratis, y otros comprarán el bono para subir una maleta pequeña.