Las autoridades ayudando a algunas víctimas en el puente de Morandi, Génova.

Las autoridades ayudando a algunas víctimas en el puente de Morandi, Génova. REUTERS

Empresas INFRAESTRUCTURAS

Atlantia pierde 5.400 millones en Bolsa tras la caída del puente de Génova

Noticias relacionadas

Atlantia ha registrado una de sus peores jornadas bursátiles del año. La compañía cayó más de un 20% el jueves, después de las amenazas del gobierno italiano de retirarle todas las concesiones en el país transalpino. Italia además ha anunciado que podría multar a la compañía -a la que responsabiliza del derrumbe- con hasta 150 millones de euros.

Autostrade per l’Italia -participada en un 88% por Atlantia- era la encargada del mantenimiento del puente que se derrumbó en Génova el pasado martes y que, de momento, se ha saldado con 39 víctimas mortales.

De concretarse estas dos amenazas, estaríamos ante un duro varapalo para el gigante de las infraestructuras propiedad de la familia Benetton y frente a un efecto en cadena que podría golpear duramente sus cuentas. Autostrade controla aproximadamente el 50% de la red del país -a través de seis concesiones- y el 65% de los ingresos de toda su matriz provienen de su negocio en Italia.

Problemas para quitar la concesión 

Los datos del primer semestre de este año indican que Autostrade ingresó 1.901 millones de euros, de los 2.903 millones que ingresó todo el grupo Atlantia en el mundo. En cuanto a sus resultados operativos, llegaron a los 1.193 millones frente a 1.743 millones de su matriz. Dicho de otra manera, dos de cada tres euros que gana Atlantia -sin contar impuestos ni depreciaciones ni amortizaciones- llegan a través de Autostrade.

Los analistas coinciden en señalar que la caída del puente ha impactado de lleno en la imagen de la concesionaria, y de Atlantia, debido la eleva exposición de la compañía a su concesionaria de autopistas. No obstante, advierten que los problemas que pueda tener en el corto plazo dependerán de las decisiones que adopte el gobierno italiano y de las medidas que tome la compañía en los próximos días.

En primer lugar, advierten que legalmente Italia no tendrá fácil quitarles todas las autopistas que posee. "A nivel contractual sería muy complicado que el gobierno le retirase más concesiones”, dice Felipe López, analista de Self Bank. De hecho, la propia Atlantia ha advertido este jueves que en caso de producirse la finalización anticipada o la revocación de la concesión, de acuerdo con las reglas y procedimientos previstos en dicho contrato "se debe pagar al concesionario una indemnización igual al valor residual de la concesión".

Desempeño en Bolsa

Atlantia se enteró el miércoles -por la prensa- que Italia le quería retirar las concesiones, por lo que ha pedido un diálogo directo con las autoridades. Del mismo modo, dijeron que "en un momento tan sensible" su único objetivo es proteger los intereses de sus accionistas y bonistas mediante una información correcta y oportuna al mercado. Autostrade tiene la concesión de la autopista afectada hasta el año 2038.

Desde el departamento de análisis de Bankinter advierten de una creciente volatilidad que evolucionará según vayan evolucionando los acontecimientos. “En función de las posibles dimisiones en su participada Autostrade, de sanciones que pudiera recibir o de los cambios de recomendación y de rating, sí podríamos ver bastante volatilidad en Atlantia de cara a las próximas semanas”, indica Felipe López.

Desde Bankinter indican que “además de la retirada de la concesión, la incertidumbre sobre costes y/o posibles penalizaciones adicionales y la evolución de su calificación crediticia seguirá penalizando al valor”. Un impacto que ha sido muy duro en los últimos días. El martes perdió un 5,3% en la Bolsa de Milán y el jueves se hundió un 22%. Solo se salvó el viernes cuando la Bolsa italiana no abrió por festivo.

Rebaja de su calificación

Esto significa que desde el accidente del puente de Génova la compañía ha perdido unos 5.400 millones de euros en Bolsa, una cuarta parte de su valor de comienzos de semana. De esta manera, pasó desde los 24,8 euros del lunes hasta los 18,390 euros con que cerró el jueves. Una situación que debería seguir agudizándose este viernes si es que el gobierno italiano, o los directivos de Atlantia, no mueven ficha.

De momento, la agencia de calificación de riesgos Standard & Poor's (S&P) ha decidido poner en revisión para una posible bajada de la calificación a la concesionaria italiana Atlantia. La agencia explicó este jueves que coloca la calificación crediticia a largo plazo de Atlantia y Autostrade, que estaba en aprobado bajo, en el listado de revisión con posibilidad de rebajar la calificación en función de cómo evolucione la situación, tras el siniestro en Génova.