Parte del puente derrumbado en Génova.

Parte del puente derrumbado en Génova. REUTERS

Empresas

Italia retirará la concesión a Atlantia y estudia una multa millonaria

El Gobierno italiano ha exigido la dimisión de los directivos de la concesionaria Autoestrade per l'Italia, filial de Atlantia y responsable del mantenimiento del puente que se derrumbó el martes en Génova (noroeste), y que ha causado la muerte a al menos 39 personas.

El ministro del Interior, Matteo Salvini, ha confirmado que el balance provisional es de 35 muertos, entre ellos tres menores de 8, 12 y 13 años, y hay también 16 heridos, algunos graves, según cifras de Protección Civil.

El ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, aseguró en un mensaje en la red social de Facebook que "los directivos de Autostrade per l'Italia deben dimitir antes que nada" y avanzó que el Gobierno italiano ha "activado todos los procedimientos para la posible revocación de las concesiones y la imposición de multas de hasta 150 millones de euros"."Si no son capaces de gestionar nuestras autopistas, el Estado lo hará", apuntó.

Por su parte, el ministro italiano Luigi di Maio ha informado que ya iniciado los pertinentes pasos para retirar la concesión a la empresa filial de Atlantia del puente que se derrumbó este miércoles.

Demolido

Según ha informado el viceministro de Infraestructuras, Edoardo Rixi, "todo el puente de Morandi tendrá que ser demolido con graves repercusiones para el tráfico y los problemas para los ciudadanos y las empresas". Además, Rixi ha afirmado que "un puente así no se colapsa por un rayo, ni por una tormenta. Los culpables deben ser encontrados".

Decenas de muertos en el desplome del puente de Génova

Autoestrade Per L'Italia ha asegurado que las revisiones del puente estaban en regla y que se habían realizado las labores de revisión según el programa de mantenimiento aprobado por el Gobierno. Según la compañía, los resultados de dichos controles eran tranquilizadores.

Toninelli señaló que "en un país civilizado no se puede morir por un puente que se derrumba" y reiteró que los culpables "de esta injustificable tragedia deben ser castigados".

"Las compañías que administran nuestras autopistas se embolsan los peajes más caros de Europa, mientras que pagan concesiones a precios vergonzosos. Ingresan miles de millones, pagan unos pocos millones de impuestos y ni siquiera realizan el mantenimiento necesario para puentes y carreteras", expuso.

El ministro italiano adelantó que "se utilizará el Fondo de Emergencia de Protección Civil para restablecer el sistema ordinario de la zona afectada".