Pep Guardiola celebra una victoria contra el Tottenham.

Pep Guardiola celebra una victoria contra el Tottenham. Reuters

Empresas DERECHOS DEPORTIVOS

La Premier League arranca entre la ‘burbuja’ del mercado y el gatillazo en la TV

Sin apenas tiempo de digerir la victoria de Francia en el Mundial, una de las principales atracciones del mundo futbolístico escucha ya su pitido inicial. La Premier League comienza su nueva temporada en un verano que viene precedido de un nuevo del gasto estratosférico en el mercado de fichajes y con el fin del contrato televisivo en junio de este año.

El gasto de la Premier League ha vuelto a ser el mayor de las principales ligas europeas. A pesar de que en Italia, Francia, España o Alemania se cierra el mercado el día 31, mientras que en Inglaterra ya se ha cerrado, parece difícil que vayan a superar la inversión realizada por los clubes ingleses.

En concreto, los equipos de la primera división se han ‘fundido’ un total de 1.409 millones de euros. Kepa Arrizabalaga ha sido el jugador que más ha costado durante esta ventana de fichajes con un precio de 80 millones de euros. El Chelsea necesitaba suplir la baja de Thibaut Courtois, que fichó por el Real Madrid, y no dudó en tirar de chequera para llevarse al guardameta vasco a la portería de Stamford Bridge.

A pesar de que a la Premier League le ha salido una dura competidora, como lo es Italia con un montante de 1.013 millones de euros -hasta este fin de semana-, parece improbable que los clubes del país transalpino superen a los ingleses. La siguiente liga donde más dinero se ha movido es la española, con un total de 754 millones de euros. Lejos está ya Alemania con 447 millones y Francia con apenas 394 millones.

En cuanto a ventas, la Premier League ha vendido 391 millones de euros, menos de un tercio de lo que supone la cantidad que se ha invertido en las nuevas incorporaciones de cara a esta nueva campaña.

El Liverpool tira de chequera

El reciente subcampeón de Europa ha sido el equipo que más ha invertido en este mercado veraniego. Así, Jürgen Klopp tiene un nuevo portero con la llegada de Allison con un traspaso tasado en 62,5 millones. También logró cerrar las incorporaciones de Naby Keita, ya anunciado la temporada pasada (60 millones) y Fabinho, por el que los de Anfield pagaron 45 millones al Mónaco, además de Xherdan  Shaquiri por unos 15 ‘kilos’.

En plena borrachera de fichajes en Inglaterra, cabe destacar el curioso caso del Tottenham, que no se ha gastado ni un solo euro durante este verano. El club londinense, dirigido por Mauricio Pochettino, prefiere apostar por cantera y redoblar esfuerzos en retener a sus estrellas. Y de momento, no le va nada mal.

Pero no solo se ficha mucho (y caro) sino que también se paga muy bien. Según la UEFA, un club de la Premier League paga como media 134,5 millones de euros en sueldos, el doble que en Alemania, la siguiente liga mejor pagada.

A pesar de que se preveía un mercado más conservador, debido a las nuevas condiciones de los derechos de emisión, que entran en vigor la temporada que viene, el gasto se reduciría. Pero nada más lejos de la realidad.

Última temporada del contratazo histórico

La Premier League siempre ha ido un par de pasos por delante del resto de competiciones en cuanto a modelo de negocio. El marketing, el matchday y los contratos televisivos dan cuenta de ello. Mientras los equipos de Inglaterra se pueden permitir hacer un gasto elevado en incorporaciones, el resto de clubes europeos tienen que cuadrar sus cuentas y hacer números.

Este hecho se debe, principalmente al dinero que se reparten las entidades deportivas con la venta de sus derechos de emisión, que además se hace de manera centralizada y equitativa.

Hace escasos meses se hizo pública la nueva subasta de los derechos. A pesar de que las tecnológicas ofrecieron su interés por la competición finalmente fueron las ‘telecos’ británicas las que adquirieron la compra. Así, la Premier League vendió los derechos de televisión para el periodo 2019-2022 en Reino Unido por 4.464 millones de libras (5.016 millones de euros), lo que supone una caída de 13% respecto al anterior ciclo, cuando logró 5.136 millones de libras (unos 5.800 millones de euros), a pesar de que durante este periodo se emitirán más partidos.

Las históricas televisiones llevan retransmitiendo desde el año 1986 partidos de la Premier League. La BBC pagó por aquel entonces 19 millones de libras. Fue en 1992 cuando Sky TV entró en escena para poner encima de la mesa unos 216 millones de euros para ofrecer en exclusiva las siguientes cinco temporadas. Fue en el siguiente contrato, que data de 1997 hasta 2001 cuando Sky TV y BT se repartirían la tarta más jugosa hasta la fecha. Ambas cadenas han realizado pujas y se han ido cediendo los derechos como si de un monopolio se tratase.

Desde 2001 hasta 2008 se han renovado hasta cinco contratos. El primero de ellos tuvo un coste para las televisiones de 1.161 millones de euros y en el último Sky y BT pagaron hasta 5.827 millones de euros.

No obstante, la Premier pudo amortiguar este pinchazo ya que la compañía americana de comercio electrónico consiguió uno de los paquetes que salió a concurso y podrá emitir un total de veinte encuentros de la máxima competición inglesa por unos 100 millones de euros.