La sede de Duro Felguera en una imagen de archivo.

La sede de Duro Felguera en una imagen de archivo. SERGIO PEREZ Thomson Reuters

Empresas INGENIERÍA

El sustento de la nueva Duro Felguera: los Urquijo y los Fernández Gor

Duro Felguera empieza a afianzar los cimientos sobre los que construir su futuro. El cierre de la ampliación de capital le ha permitido recaudar 125 millones de euros, y ahora comenzará a dar los siguientes pasos. El más inmediato, a la vuelta del verano, es empezar las negociaciones con los trabajadores para ajustar la plantilla; pero también la puesta en marcha de las distintas alianzas estratégicas con las que esperan incrementar el negocio.

Los primeros pasos se darán con la tranquilidad de tener dinero en caja, pero también con el respaldo del nuevo núcleo de accionistas que ha tomado posiciones significativas en la compañía. Por ahora, y según han comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el primer accionista es la familia Fernández de Gor, los propietarios de Mayoral. Su sociedad, Indumenta Pueri, se ha hecho con el 9,5% de las acciones de la compañía.

La familia Urquijo se ha convertido en el segundo valedor del plan de negocio de Duro Felguera. A través de su sicav, La Muza Inversiones, ostentan el 5,17% de los títulos. Sin embargo, los más de 4.800 millones de acciones que tiene tras la ampliación se las ha cedido a la gestora Ábaco Capital.

Núcleo duro

Entre los Urquijo y los Fernández Gor conforman el nuevo bloque de accionistas con el 14,67% de las acciones de la ingeniería asturiana. Tras ellos se encuentra el fondo Global Income, cuya participación aflora a través de Juan José Rodríguez-Navarro y que ostenta el 4,16%. Por último, encontramos también a la asturiana TSK que revalida su confianza en Duro Felguera y mantiene el 3,12% de participación en la empresa.

Por ahora este es el nuevo núcleo duro de accionistas de la compañía, dado que son los que han aflorado más de un tres por ciento de participación. Está por ver aún si la norteamericana Metco y la qatarí ACEC optaron finalmente por entrar en el capital del grupo español. Fue la propia Duro Felguera la que anunció que ambos grupos estaban dispuestos a hacerse con el 10% cada uno del capital social, aunque la operación estaba en estudio y no había nada cerrado.

Aunque no hayan entrado en el capital tampoco supondría un problema, dado que ambas empresas cuentan con acuerdos de colaboración con Duro Felguera. En el caso de Metco existe una alianza estratégica para desarrollar proyectos conjuntos en materia de eficiencia energética. En el caso de la qatarí también hay ya firmado un acuerdo para desarrollar distintos proyectos.

Precisamente la firma de acuerdos de colaboración con nuevos grupos forma parte de la estrategia de Duro Felguera a partir de ahora. El objetivo es abrir nuevos mercados y hacerse con proyectos que sean más pequeños. Se pretende conseguir un pipeline de proyectos identificados de 7.335 millones en 2018, de 15.000 millones en 2019 y unas ventas que llegarán a 1.000 millones de euros en 2020.