La huelga del Taxi se convierte en la mejor arma publicitaria de Uber y Cabify

La huelga del Taxi se convierte en la mejor arma publicitaria de Uber y Cabify

Empresas Guerra Taxi-VTC

La huelga del Taxi se convierte en la mejor arma publicitaria de Uber y Cabify

Una vez desconvocada la huelga del Taxi que ha colapsado el tráfico de Madrid y Barcelona en la última semana, llega el momento de hacer balance. Y la primera consecuencia no puede ser más negativa para los intereses del gremio: los taxistas han realizado una excelente campaña de difusión a favor de las compañías de VTC (alquiler de vehículos con conductor) frente a las que se manifestaban.

Y es que, como resultado de sus paros y su ausencia de servicio durante estos días, tanto las búsquedas en Google como las descargas de las apps de Uber y Cabify se han multiplicado. Pero además, la cobertura mediática y la difusión en redes sociales de muchas de las escenas de violencia que se han producido durante la huelga ha perjudicado inexorablemente la imagen del Taxi y favorecido a sus competidores.

Expertos del mundo del marketing y la publicidad avalan esta tesis. Es el caso del presidente de honor de Publicis, Miguel Ángel Furones, que en declaraciones a EL ESPAÑOL ha defendido que "las imágenes son violentas, nadie quiere ver algo así y menos en un servicio público". 

Respuesta de los usuarios

A consecuencia de la huelga, las aplicaciones de las dos principales plataformas de VTC se han colocado en el top ten de las más populares en la Apple StoreCabify ha pasado de ocupar la posición 95 el pasado miércoles 25 de julio a la número tres de ayer (1 de agosto); y Uber ha escalado desde la 61 hasta la octava en las mismas fechas. 

En la Google Play Store el efecto ha sido similar, con una subida aún más espectacular de la app de Cabify, que ha avanzado 126 puestos para alcanzar el número 19 (era la 145 el pasado miércoles) mientras que Uber se ha colocado en el puesto 21, según los datos de la web AppLyzer.

En opinión del presidente de Publicis, hasta ahora "había gente que lo conocía (el servicio de VTC) remotamente y no se había planteado usarlo". Algo que sin duda ha cambiado después de la movilización de sector del Taxi, como corroboran las cifras de descargas y presencia en la web.

Tendencias en Google

Asimismo, las búsquedas de Uber y Cabify han experimentado un crecimiento exponencial en la última semana, como reflejan los datos del software Google Trends. El interés por los dos términos en el buscador se ha movido del 12% en el caso de Cabify y el 15% en el de Uber hasta valores cercanos al máximo, del 94% y el 100% respectivamente.

"Es imposible ponerle puertas al campo", explica Furones en relación a las exigencias del Taxi. Entiende, en este sentido, que la transición hacia la nueva movilidad es imparable y que, por ello, desde el gremio harían bien en buscar fórmulas para adaptarse en lugar de intentar detenerla. 

"Lo que deberían hacer es plantear un proceso que les permita, partiendo de su realidad, poder incorporarse a la digitalización", teniendo en cuenta, además que en esta participarán nuevos actores que no son solo los VTC sino también plataformas de carsharing como Car2go.

La batalla de la imagen

En cualquier caso, el creativo publicitario asegura que muchas de las escenas que se han difundido estos días dañan la imagen del Taxi. Y pone como ejemplo, más allá de las agresiones a conductores de VTC, la fotografía que ha aparecido este miércoles con un grupo taxistas comiendo, bebiendo y fumando en medio de la calle. 

"Nadie quiere identificarse con algo así", subraya Furones. En contraposición, los responsables de comunicación de Uber y Cabify han sabido encauzar esta circunstancia a su favor y han publicado mensajes de agradecimiento a conductores y usuarios y de conciliación que les sitúan en las antípodas de la actitud transmitida por los huelguistas.

Así, el presidente de honor de Publicis defiende que ese tipo de expresiones se valoran muy positivamente a la hora de escoger un servicio de transporte, y que los usuarios lo prefieren al "miedo" que en ocasiones han llegado a infundir los manifestantes. Por ello, los taxistas han sido los claros perdedores de esa 'batalla' de la imagen