Avión de la aerolínea Lufthansa, imagen de archivo.

Avión de la aerolínea Lufthansa, imagen de archivo.

Empresas

Lufthansa gana 677M hasta junio y reconoce la dificultad de integrar Eurowings

  • Registra unas ganancias similares a las del mismo periodo en 2017, que fueron de 672 millones de euros. 
  • El grupo alemán acusa el impacto de las huelgas de controladores en Francia y del mayor coste del combustible.
  • Lufthansa reconoce contactos para adquirir Norwegian

Noticias relacionadas

Los resultados del primer semestre de Lufthansa Group vuelven a arrojar cifras positivas: 677 millones de euros de beneficio, un 0,7% más que en el mismo periodo del año anterior (672 millones). 

El grupo alemán ha explicado que se trata de unas ganancias de "récord" que hubiesen sido aún mayores de no ser por los costes asociados a la integración de Eurowings y las huelgas de controladores en Francia.  

El grupo aéreo afirma que el procedimiento de adhesión de Eurowings se está alargando más de lo esperado, y señala como otras influencias negativas el aumento del precio del petróleo y la aplicación del estándar de contabilidad IFRS 15. 

También han afectado a los resultados las "extremas" condiciones climáticas del período, con más temporales que en la primera mitad de 2017 que se han combinado con los retrasos y cancelaciones provocados por las huelgas en Francia, con un mayor impacto en el segundo trimestre. 

Éxito significativo

"La principal característica del desarrollo de nuestro grupo en la primera mitad del 2018 ha sido un fuerte crecimiento acompañado de una mejora de nuestros ingresos unitarios. Conseguir ambos a la vez es un éxito significativo", explicó el máximo responsable de las finanzas del grupo, Ulrik Svensson.

El ejecutivo subrayó que sus aerolíneas han conseguido "más que compensar" la carga impuesta por los precios del petróleo a través de una reducción de los costes estructurales.

De enero a junio, Lufthansa facturó 16.938 millones de euros, lo que supone un 0,1% menos (+5,2% excluyendo el efecto del IFRS 15) que en los seis primeros meses del año 2017, una cifra conseguida gracias al incremento del 1,9% en la cifra de pasajeros transportados, que ascendió a casi 67 millones, un nuevo récord para el periodo.

De estos ingresos, los conseguidos gracias al tráfico de pasajeros se redujeron un 1%, hasta los 13.156 millones de euros (+7% excluyendo el efecto del IFRS 15).

Ebit de más de 1.000 millones

El resultado neto de explotación ajustado (Ebit) fue de 1.010 millones, un 2% menos que en el mismo periodo de 2017, mientras que el resultado bruto de explotación antes de amortizaciones y alquileres (Ebitda) alcanzó los 1.906 millones de euros, un 0,9% más.

El gasto total fue de 1.837 millones de euros en el primer semestre, un 1,5% más que en los seis primeros meses del año 2017. De total, la partida de carburante subió un 8,4%, hasta los 2.776 millones de euros, 216 millones de euros más.

Desglose por áreas de negocio

Por sectores, el Ebit de la red de aerolíneas de Lufthansa creció un 28,4% hasta alcanzar los 955 milones de euros. Los ingresos de este sector alcanzaron los 10.668 millones de euros, un 3,9% menos que en el mismo periodo de 2017 (+3,2% excluyendo los efectos del IFRS 15).

Por su parte, la rama de transporte de mercancías de Lufthansa, registró un Ebit de 125 millones, un 48,8% más que en el primer semestre de 2017. Sus ingresos fueron de 1.301 millones de euros, un 12,3% más.

Lufthansa Technik, la sección de mantenimiento y reparación del grupo, registró un Ebit de 220 millones, un 1,3% menos que de enero a junio de 2017 y consiguió 2.852 millones de euros en ingresos, un 3,6% más.

La sección de alimentación de Lufthansa, LSG Group, consiguió en el primer semestre del año un Ebit de 40 millones de euros, casi dos veces más que en el mismo periodo de 2017 (+185,7%). Sus ingresos fueron de 1.552 millones, un 2,8% menos.

Análisis por aerolíneas

Por aerolíneas, Lufthansa registró un Ebitda ajustado de 1.065 millones de euros, un 9,5% más que en el primer semestre del año anterior, con unos ingresos de 7.494 millones, un 4,4% menos.

Eurowings registró un Ebitda negativo de 65 millones de euros, frente al positivo de 12 millones de euros registrado de enero a junio del año 2017, con un aumento del 9,2% de los ingresos, hasta los 1.935 millones de euros.

El grupo aéreo ha explicado que estos resultados de Eurowings se deben a la integración de los antiguos aviones de Air Berlín y a la expansión y aumento de capacidad que están realizando en esta aerolínea. Esperan que estos gastos se alarguen hasta el tercer trimestre del año.

SWISS obtuvo un Ebitda de 434 millones de euros, un 33,5% más que en el primer semestre de 2017, mientras que sus ingresos se subieron un 1,4%, hasta los 2.303 millones de euros.

De su lado, Austrian Airlines registró un Ebitda de 60 millones de euros, un 9,1% menos que en el primer semestre de 2017, y una facturación de 1.008 millones de euros, un 7,6% menos.

Empeora el segundo trimestre

En el segundo trimestre, el grupo alemán ha reducido sus beneficios un 0,8%, hasta los 734 millones de euros, en comparación con los registrado de abril a junio del año 2017.

Asimismo, sus ingresos aumentaron un 0,4% (+5,8 excluyendo el efecto del IFRS 15), hasta los 9.298 millones de euros. Su Ebitda se situó en 1.435 millones de euros (-0,6%), y su Ebit alcanzó los 983 millones de euros (-3,2%).

El grupo ha dicho esperar un incremento en su capacidad de un 8% para 2018 en el transporte de pasajeros, 0,5 puntos porcentuales menos que en sus anteriores previsiones.

Asimismo, el grupo espera aumentar sus ingresos "significativamente" por encima de los conseguidos en 2017, aunque el Ebit ajustado estará "ligeramente" por debajo del conseguido el año pasado según sus estimaciones.

"Con un aumento continuado de la demanda, estamos confiados, a pesar de lo desafiantes que son los resultados del año pasado, en conseguir una sólida tendencia de ingresos para la segunda mitad de 2018", afirmó la aerolínea, que ha destacado que se beneficiarán de "sustanciales" mejoras en la eficiencia de sus aerolíneas.

El segmento logístico espera un Ebit ajustado para 2018 ligeramente por debajo del conseguido el año pasado, aunque espera mejorar, también ligeramente, sus ingresos. Las mismas expectativas que para su sección de catering.

Por su parte, en su rama de mantenimiento, Lufthansa estima que los ingresos mejorarán significativamente y su Ebit ajustado se mantendrá estable.