Taxistas en la Gran Vía de Barcelona

Taxistas en la Gran Vía de Barcelona

Empresas

El Taxi quiere un lunes de caos en Madrid y Barcelona para presionar a Fomento

  • En Madrid, lugar del encuentro, los taxistas harán una marcha desde la T4 del aeropuerto hasta el Ministerio. 
  •  

"Presionar hasta ganar", decía el portavoz de Élite Taxi, Alberto (Tito) Álvarez a los taxistas este fin de semana. El sector es consciente de que se la juegan, creen que tienen con la punta de los dedos alcanzar su objetivo: sacar a Uber y Cabify de las calles de las ciudades españolas. 

A medio día se celebrará la primera reunión con la que el Ministerio de Fomento confía en poner un poco de paz en el conflicto. Un encuentro al que los taxistas llegan con una postura de máximos: o se atienden sus reivindicaciones y sale el compromiso de aprobar el viernes un Real Decreto para que se autorice una licencia urbana o la huelga será indefinida y el caos se apoderará de los centros económicos. 

Para demostrar de lo que son capaces, los taxistas (liderados por Élite en Barcelona) mantienen bloqueada la Gran Vía desde el pasado viernes. Este domingo ya eran más de 2.400 coches los que estaban allí estacionados después de que se hiciera un llamamiento a la unidad ante la sospecha de que el Ayuntamiento valoraba desalojarlos antes del lunes para evitar problemas de tráfico. 

Además, no es descartable que durante la mañana de hoy se desarrolle alguna marcha por la ciudad para tratar de ralentizar la circulación normal de vehículos. 

Madrid, centro neurálgico

Audio taxista Madrid

La siguiente demostración de fuerza llegará en Madrid a partir de las nueve de la mañana. Los taxistas han planeado, según explican a EL ESPAÑOL fuentes del sector, una marcha lenta desde la T4 de Barajas hasta las puertas del Ministerio de Fomento. Algo más de 15 kilómetros que podría bloquear a primera hora de la mañana el acceso al aeropuerto, así como la entrada a Madrid por la N-II o la N-I, en función de la ruta que escojan. 

Una marcha que culminará en una concentración a las puertas del Ministerio, en pleno Paseo de la Castellana, y a la que se le podrían sumar también numerosos taxis llegados de otras ciudades. Los perfiles de muchas asociaciones han llamado estos días a que los taxistas que puedan se desplacen hasta Madrid para hacer presión en lo que se ha convertido en la reunión más importante del sector en los últimos años. 

De hecho, en los audios que se envían los taxistas por los canales internos y de Whatsapp se pueden escuchar frases como "Se va a armar la de Dios mañana en Madrid". 

Además, es posible también que haya marchas en otras ciudades que están en huelga como Zaragoza, Sevilla, Bilbao, Logroño o Valencia, en donde ya ha habido algunas acciones de este tipo durante el fin de semana. 

Puede ir a más

Tal y como ha venido contando este periódico, los taxistas no descartan ningún tipo de acción. Por tanto, no se puede descartar que haya algún tipo de intento por colapsar el Puerto o Mercabarna en Barcelona, incluso hay quien apunta también la posibilidad de tratar de bloquear la frontera con Francia. 

Sea como sea, lo que está claro es que el movimiento del Taxi es cada vez más grande, y en función de lo que ocurra en el encuentro con Fomento se podrían sumar más ciudades. De hecho, las principales organizaciones del sector en Andalucía, ya han anunciado que si no se consigue el objetivo este lunes, habrá huelga indefinida en toda la región. 

Andalucía es, precisamente, uno de los puntos en los que el Taxi tiene puestas buena parte de sus esperanzas. Primero, porque es una de las zonas con mayor número de licencias, 9.000, sólo por detrás de Madrid y Cataluña. Además, es una de las Comunidades Autónomas en donde hay en este momento una mayor concentración de gente, fruto de las vacaciones de verano.

Las acciones del Taxi van cambiando de forma rápida. Las asociaciones trabajan de forma coordinada en grupos de Whatsapp y redes sociales, y se organizan en cuestión de poco tiempo. Por tanto, todo puede ocurrir.

En previsión de lo que pueda ocurrir, Cabify ha optado por suspender el servicio que ofrece a sus clientes en Madrid y Barcelona hacia el aeropuerto y las estaciones de tren. Uber, por su parte, lo mantiene activo.