Joaquín del Moral, exdirector general de Transportes del Ministerio de Fomento.

Joaquín del Moral, exdirector general de Transportes del Ministerio de Fomento.

Empresas

Fomento cesó al responsable de transportes por recurrir la norma anti VTCs de Colau por su cuenta

  • Joaquín del Moral fue el responsable de presentar el recurso contra el reglamento de Colau sin consultar al ministro, José Luis Ábalos. 
  • El Ministerio de Fomento era partidario de esperar a conocer el informe de la Abogacía del Estado. 

Noticias relacionadas

El recurso que el ministerio de Fomento presentó contra el reglamento de Ada Colau en Barcelona que limita a Uber y Cabify no contaba con el visto bueno de José Luis Ábalos. Así lo aseguran fuentes del Gobierno a EL ESPAÑOL, quienes explican que la decisión de personarse ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña fue de Joaquín del Moral, director general de Transportes. 

Según fuentes conocedoras de la situación, Del Moral era un firme defensor de personarse ante la Justicia, dado que estaba convencido de que la norma del Área Metropolitana de Barcelona no se ajustaba a Derecho y, además, el Ayuntamiento no contaba con competencias para hacer una normativa similar. 

Tan convencido estaba de su postura que fue quien adoptó de manera unilateral la decisión de presentar el recurso al reglamento y solicitar medidas cautelares para su suspensión. Una postura que adoptó, según confirman varias fuentes a EL ESPAÑOL, sin contar con nadie ni informar al Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ni a la secretaria general de Transportes, María José Rallo. 

La extrañeza del recurso

Tanto es así que sorprendió a propios y extraños la decisión de Fomento de personarse contra el reglamento en la mañana del 11 de julio, cuando el departamento de Ábalos confiaba en poder apurar los plazos para presentarse. Se quería esperar a conocer la postura del Abogado del Estado sobre el reglamento aprobado por Ada Colau para ir completamente cargados de argumentos. 

Así que tras la actuación de Del Moral, que llegó al cargo en marzo de 2016, fue cesado por José Luis Ábalos al comprobar que había decidido actuar por su cuenta y riesgo, poniendo en riesgo el propio recurso y dejando en cuestión la decisión del propio Ministerio que era la de aguantar hasta el último minuto para acudir con toda la Ley de su parte. 

Muestra de que el ya exdirector general de Transportes actuó por su cuenta, es que el Ministerio decidía retirar la solicitud de medidas cautelares contra el reglamento de Barcelona, en un gesto de buena voluntad. No se niega que invade competencias, pero tampoco se quería buscar un enfrentamiento directo con la ciudad y, mucho menos, con el sector del Taxi, como finalmente ha ocurrido. 

En cualquier caso, la decisión de retirar la petición de medidas cautelares por parte de Fomento no tuvo efecto alguno sobre la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) también había recurrido y había solicitado medidas cautelares (suspensión de la norma incluída), que fueron atendidas por la Justicia. 

Rumores sobre Podemos

El pasado 21 de julio se publicaba en el BOE el nombramiento de  Mercedes Gómez Álvarez como nueva directora general de Transportes en sustitución de Del Moral. 

Se despejan así los rumores que salían a la luz en los últimos días y que insinuaban que el cese de Del Moral respondía a una decisión política para calmar el cabreo de Ada Colau. Vamos, que era una cesión ante el Ayuntamiento de Barcelona y Podemos para lograrse el favor político del grupo Parlamentario. 

Sea como sea, lo que está claro es que el reglamento del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) está dando demasiados dolores de cabeza al Ministerio. Este lunes el secretario de Estado, Pedro Saura, se reúne con los dirigentes del Taxi para intentar acercar posturas y lograr que se desconvoque la huelga indefinida que mantienen en varias ciudades españolas.