Imagen de la sede de Telefónica.

Imagen de la sede de Telefónica. Juan Medina Thomson Reuters

Empresas

Amancio Ortega compra a Telefónica un 10% en Telxius

  • La 'teleco' vende a Pontegadea un 16,65% de Pontel Participaciones, que controla un 60% del capital de la filial de infraestructura de Telefónica.
  • La operación se ha cerrado por 378,8 millones de euros.

Telefónica ha vendido un 16,65% del capital de Pontel Participaciones a Pontegadea Inversiones, la sociedad a través de la que Amancio Ortega controla Inditex, por 378,8 millones de euros. 

Pontel es titular de un 60% del capital de Telxius Telecom, con lo que la participación con la que se ha hecho Potegadea equivale, en términos económicos, a una participación indirecta del 9,9% del capital social de Telxius. El importe de la operación supone un precio por acción de 15,2 euros por título de Telxius, según informa Telefónica en un hecho relevante enviado al regulador.

Además, Telefónica, Pontegadea y Pontel han suscrito un acuerdo de socios que "regula las relaciones de Telefónica y Pontegadea como socios de Pontel, acorde con el acuerdo de accionistas entre Telefónica, Taurus Bidco S.à.r.l. (KKR) y Telxius", explica la 'teleco' que preside José María Álvarez-Pallete. 

El pasado mes de febrero, Telefónica cerró un acuerdo con Taurus Bidco, sociedad gestionada por el fondo de capital riesgo Kohlberg Kravis Roberts (KKR), para la venta de hasta un 40% de Telxius por 1.275 millones de euros. La transacción se realizó a un precio de 12,75 euros por acción y suponía valorar la filial de infraestructuras de telecomunicaciones de Telefónica en 3.678 millones de euros, deuda incluida.

Según la 'teleco', la venta del 16,65% de Pontel a Pontegadea "no generará impacto en los resultados consolidados del grupo al tratarse de un porcentaje minoritario". Telefónica mantiene el control tanto sobre Pontel como sobre Telxius.

La filial de Telefónica

Telefónica creó en febrero de 2016 una nueva compañía global denominada Telxius para agrupar ciertos activos de infraestructura del grupo como torres y cables submarinos con el objetivo de "capturar el incremento exponencial del tráfico de datos previsto para los próximos años".

La operadora intentó en octubre del mismo año sacar a Bolsa una participación del 36,36% de la filial de infraestructuras por un precio por acción de entre 12 y 15 euros, pero tuvo que cancelarla debido a la baja valoración que las órdenes de compra recibidas otorgaban a la compañía.

Sin embargo, en febrero de 2017, Telefónica vendió una participación del 40% a la gestora de fondos Kohlberg Kravis Roberts (KKR) por un importe total de 1.275 millones de euros, lo que equivalía a un a 12,75 euros por acción.

La venta a Pontegadea confirma la intención de Telefónica de no perder el control de su filial de infraestructuras, ya que tendrá una participación indirecta equivalente al 50,01% de Telxius, frente al 9,99% de Pontegadea y el 40% de KKR.