Telefónica obtuvo un beneficio neto de 1.739 millones en el primer semestre de 2018, lo que supone un avance de un 8,6% respecto al mismo período de 2017. En el segundo trimestre del año, en tanto, la 'teleco' ganó un 9,9% más, 902 millones.

Noticias relacionadas

Los ingresos hasta la mitad de año alcanzaron los 24.334 millones, un 6,7% menos respecto a la cifra reportada en 2017. Entre abril y junio, en tanto, los ingresos llegaron a 12.144 millones, un 6,3% menos, aunque de forma orgánica avanzan un 2%, indica la compañía, "apoyados en el fuerte ritmo de crecimiento de los ingresos por venta de terminales (+19,6% en el segundo trimestre; +18,1% en el semestre) y en la positiva evolución de los ingresos de servicio (+0,7% tanto en el trimestre como en la primera mitad del año)".

“Los resultados del segundo trimestre mejoran el crecimiento interanual orgánico de ingresos, el resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA) y la expansión del margen OIBDA", afirma el presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, en un comunicado.

Asimismo, la deuda se reduce por quinto trimestre consecutivo "gracias a la fuerte generación de caja de 998 millones de euros, que crece un 55% excluyendo el pago de espectro en Reino Unido", apunta Álvarez-Pallete. 

Según la compañía, los resultados hasta mitad de año "destacan por la aceleración del crecimiento en sus principales variables y que le permiten a la compañía reiterar los objetivos y el dividendo anunciados para 2018".