Hace poco más de un mes, Jesús Nuño de la Rosa fue nombrado presidente de El Corte Inglés en sustitución de Dimas Gimeno. Durante este tiempo, y aunque conocía buena parte del negocio por su labor como consejero delegado junto con Víctor del Pozo, el presidente se ha reunido con los trabajadores y ha trazado las líneas maestras para el futuro de la compañía.

Noticias relacionadas

Unas líneas maestras que ahora vienen avaladas por los buenos resultados del grupo, que obtuvo un beneficio neto de 202 millones de euros durante 2017, casi un 25% más que el año anterior. Durante este periodo, además, sus ventas alcanzaron los 15.935 millones de euros, creciendo un 2,8%. Por eso, y con un colchón que se lo permite, Nuño de la Rosa ha fijado cuáles van a ser los ejes clave de la compañía en los próximos ejercicios. Ejes que, sin duda, se reforzarán en la junta general de accionistas de la compañía, que se celebrará el próximo 26 de agosto.

En este tiempo, además, el jeque Al Thani se ha convertido en el tercer mayor accionista de El Corte Inglés, ostentando el 10% del capital social a través de su sociedad Primefin.

En un momento en el que el sector del retail está viviendo un cambio profundo, y cuando se habla más que nunca de la posible salida a Bolsa de los grandes almacenes, Nuño de la Rosa ha dado tres palabras clave: internacionalización, online y marcas.

Marcas propias en otros países

La compañía española no quita ojo al exterior. Por eso, se encuentra inmersa en un proyecto de venta de productos de marca propia a operadores ubicados en otros países, como una forma de avanzar en su internacionalización.

En este sentido, los productos que exporta pertenecen a sus secciones de alimentación, moda u hogar. A comienzos de julio, por ejemplo, El Corte Inglés se alió con el grupo alemán Karstadt, con el objetivo de vender en sus establecimientos prendas de las marcas deportivas Boomerang y Mountain Pro, después de una prueba piloto en unas 80 tiendas. Además de este acuerdo, los grandes almacenes exportan a cerca de veinte países productos de alimentación y gourmet y marca propia.

En la presentación de los resultados del pasado ejercicio, la compañía ha destacado que es el líder europeo de grandes almacenes y el tercero a nivel mundial en términos de volumen de ventas, por detrás de Macy's y Kohi's.

El canal 'online': ni un paso atrás

Si Dimas Gimeno ya abanderó la lucha de los grandes almacenes por enfrentarse a Amazon (defendió las "grandes inversiones" para estar a altura), ahora Nuño de la Rosa recoge el testigo e insiste en la necesidad de hacer de la compañía una compañía omnicanal. Es decir, que se desenvuelva igual en el canal físico que en el online.

Así, el grupo trabaja en ofrecer más productos online y en "optimizar" los servicios que conectan la tienda física y la digital. Con sus servicios de click&collect -compra online y recoger en tienda-, click&express -recíbelo en dos horas- o click&car -compra en el súper online y la llevan al coche-, El Corte Inglés asegura que es la primera  empresa española por volumen de facturación en lo que a ventas online se refiere. Le supone, de hecho, un 26%.

El escaparate de las marcas

Y, cómo no, Nuño de la Rosa quiere mantener la esencia de los grandes almacenes como escaparate de las marcas. "Es un foco de atracción para firmas internacionales y españolas de moda, decoración y hogar, tecnología o deporte", explican desde la compañía.

Por eso, los grandes almacenes se han propuesto seguir avanzando en esta línea a través acuerdos con marcas "líderes o relevantes" en las diferentes áreas, y mediante el desarrollo de marcas propias. No es para menos. Según los datos internos de la compañía, cerca de un 70% de la facturación de los centros comerciales proviene de los corners que alquilan a las diferentes firmas.

Con estos puntos sobre la mesa, y con Gimeno dispuesto a seguir batallando, Nuño de la Rosa presidirá por primera vez la junta del próximo día 26 de agosto, en la que se abordará también la renovación del consejo. Los retos por delante son muchos.