Bernardo Aguilera, responsable de fiscalidad de CEOE y Juan Rosell, presidente de CEOE.

Bernardo Aguilera, responsable de fiscalidad de CEOE y Juan Rosell, presidente de CEOE.

Empresas

Rosell (CEOE): "Las empresas españolas tributan en línea con la media europea"

Noticias relacionadas

La patronal CEOE cree que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, debería analizar muy bien las subidas de impuestos que se está planteando el Ejecutivo dado que "puede tener consecuencias negativas" sobre las empresas de nuestro país. No sólo desde el punto de vista de la inversión, también desde el punto de vista de competitividad, dado que "los números de una compañía no son infinitos". 

Así lo ha dicho el patrón de patronos, Juan Rosell, quien solicita al Gobierno que ponga encima de la mesa una propuesta concreta sobre la reforma fiscal que quiere acometer, dado que "es muy difícil hacer cálculos, y según lo que varíe las cuentas de las empresas quedarán afectadas". Es decir, que podrían verse afectados el empleo, la inversión o el gasto en I+D, en función del sector y la afección que pueda tener en la cuenta de resultados. 

Es la respuesta que la CEOE hace a la propuesta de Pedro Sánchez de incrementar el tipo de sociedades hasta el 15% para las grandes corporaciones, así como a la creación de nuevos impuestos medio ambientales que puedan gravar -por ejemplo- al diésel.

Más que el resto de Europa

A su juicio, las empresas españolas "pagan en la media de Europa, e incluso un poco por encima", en concreto un 46,9% de carga tributaria total -que supone seis puntos por encima" de lo que se abona en otro Estados Europeos. De esa cifra, ha explicado Rosell, el 35,6% son cotizaciones sociales; el impuesto de sociedades un 10,6% y otros impuestos el 0,7%.

Según ha explicado el líder de la patronal las empresas aportan el 30,4% de los ingresos públicos en España, mientras que en el resto de Europa no llega al 27%. 

Desde CEOE están convencidos de que en este momento en España "no existe un problema de ingresos", ya que en 2017 se ha logrado casi la misma recaudación tributaria que en 2007, que fue el año con mayores ingresos estatales. Por ello, Rosell ha instado a Sánchez a analizar también las partidas de gasto y aumentar e incrementar la eficiencia del Estado. 

Esa es una de las grandes preocupaciones a juicio de Rosell, dado que "si cuando ha habido crecimiento de PIB hemos logrado incremento del empleo no somos capaces de reducir el déficit público, ¿qué pasará cuándo esas cifras positivas empeoren?".