Donald Trump rodeado de los líderes del G7

Donald Trump rodeado de los líderes del G7

Empresas

Los mercados no tienen miedo a la guerra comercial de Donald Trump

En los siguientes meses no se esperan grandes cambios en los mercados internacionales.

Otro trimestre en el que los mercados volverán a tener que mirar la agenda política. Este hecho se viene repitiendo desde hace ya un buen puñado de meses, y parece que volverá a suceder hasta septiembre.

La razón parece obvia. Donald Trump se ha empeñado en provocar un tsunami en los mercados internacionales y, por tanto, tocará debatir sobre la influencia de la política en las inversiones.

"Las preocupaciones acerca de una política anticomercial, la duración del ciclo, riesgos políticos y el endurecimiento de la política monetaria han dominado recientemente a los mercados globales y lastrado el rendimiento del mercado de valores", explica Varun Ghotgalkar, analista de AXA Investment Markets.

"Considerando los riesgos que han emergido, reconocemos la necesidad de adoptar una actitud más táctica a corto plazo", añade Ghotgalkar. No obstante, desde Axa se llama a la calma. "No creemos que la guerra comercial entre Estados Unidos, China y la Unión Europea afecte a los mercados financieros y a los inversores”, subraya Jaime Albella, director de ventas de Axa IM.

Basta con echar un vistazo a los datos que se han registrado en los mercados desde que el presidente de los Estados Unidos haya desafiado a medio mundo a cuenta de la guerra comercial. Las caídas han marcado al mes de junio, pero no de manera exagerada como podría haber ocurrido. Así, las bolsas en EEUU solo perdieron un 0,3% y en Suiza ganaron un 1,8%. A su vez, las bolsas de Japón y los mercados emergentes, se dejaron en el mes un 4,9% y 5,5%, respectivamente.

España, otro de los países perjudicados, en teoría, por las trabas arancelarias impuestas por Donald Trump apenas notaba el posible tsunami. El selectivo español retrocedía apenas un 0,1%. Empresas del sector del acero, de la automoción o el de la alimentación eran los más sensibles a posibles descensos bruscos, algo que, por el momento, no está sucediendo.

Según las previsiones que maneja Axa, el impacto de dicha guerra comercial será de “apenas un 0,5% del PIB de la economía estadounidense”, subrayó el experto Jaime Albella.

Otros riesgos políticos

Desde Axa, no obstante, ponen el ojo sobre otros riesgos políticos que podrían poner en tensión a los mercados. El principal es la inestabilidad italiana en el gobierno. En segundo lugar, los expertos alertan de la ‘guerra fría’ entre Estados Unidos y Rusia a cuenta de Irán.

Por otra parte, el brexit o el populismo son los otros riesgos políticos que podrían alterar la paz económica, aunque estos dos lo consideran de menor relevancia.

Los emergentes son los cocodrilos

Además de la guerra comercial, Jaime Albella dio otras claves mercantiles en el mundo y consideró que los mercados emergentes son una gran opción para apostar por ellos.

“Son como los cocodrilos, que lloran de manera ficticia”, fue el símil que expuso el experto. Esta semejanza se debe a que “a pesar de que el dólar está sufriendo caídas debido fundamentalmente al dólar, son mercados muy competitivos y fuertes desde el punto de vista macroeconómico”, indicó.

Por otra parte, en las oportunidades para los inversores en renta fija apuntó a los bonos de China, México y Sudáfrica. En cuanto a la renta variable, también apuntó a las empresas de los países emergentes y en las compañías de inversión responsable, así como robótica y economía digital.

Calma ante la posible volatilidad

En resumen, se espera un verano en el que la volatilidad será la gran protagonista, aunque nada tendrá que ver con la guerra comercial. Por contra, el fin de ciclo en varias regiones del mundo, propiciará ese nerviosismo “que suele aparecer” en estas situaciones.

Es por eso, que los expertos de Axa recomiendan tranquilidad y “adoptar una actitud táctica durante el verano” para no llevarse sorpresas.