Santander mantendrá los acuerdos con ING para que sus clientes saquen dinero gratis

Santander mantendrá los acuerdos con ING para que sus clientes saquen dinero gratis

Empresas

Popular: comienza la investigación en el Congreso que sentará en la misma mesa a Ron y a Saracho

  • Los expresidentes comparecerán en la misma Comisión, pero no coincidirán en el tiempo.
  •  
  •  

Días clave los que se avecinan para las investigaciones que tratan de esclarecer las causas de la caída del Banco Popular. Será en el Congreso en donde, desde este martes, se van a producir distintas comparecencias que intentarán aportar algo de luz a lo ocurrido. ¿La cita estrella? El próximo jueves. Allí, a partir de las 9 de la mañana se verán las caras con ‘sus señorías’ los expresidentes de la entidad: Ángel Ron y Emilio Saracho.

Los dos expresidentes están preparando estos días sus respectivas comparecencias. En el caso de Ron deberá dar explicaciones a los problemas de morosidad que la entidad arrastraba desde años antes a su marcha en diciembre de 2016. Una situación a la  que apuntó Saracho en un artículo en prensa -la única vez que ha hablado sobre el asunto- y en el que dejaba claro que ya en 2012 el Banco de España y la Unión Europea habían alertado sobre el estado de la entidad.

Tanto es así que hasta el propio Luis María Linde, exgobernador del Banco de España, reconocía este año en el Congreso que quizá entonces debería haberse planteado el rescate del Popular. Unos augurios que, a buen seguro, negará el expresidente Ron para argumentar que él cumplió con todos los requerimientos gracias a las ampliaciones efectuadas en 2012, 2014 y 2016; esta última, por cierto, en cuestión ante la posibilidad de que la información ofrecida al mercado pudiera haber resultado errónea dado que a mediados de 2017 el banco, ya con Saracho al frente, se vio obligado a corregir sus cifras.

La falta de liquidez

Básicamente, por tanto, la defensa de Ron será la de asegurar que bajo su mandato los requerimientos de capital del Popular se cumplieron, y que las autoridades de supervisión dieron su visto bueno a los mismos, y que no hubo ningún tipo de tensión de liquidez como sí ocurrió tras la llegada de Emilio Saracho a la presidencia en febrero de 2017. De hecho, al igual que ha venido haciendo hasta ahora, Ron argumentará que la culpa de la caída fue una crisis de liquidez motivada por el equipo que le relevó al frente del banco.  

Emilio Saracho, por su parte, se centrará en argumentar la situación que se encontró al llegar al Banco Popular, y su gestión durante los 108 días en los que estuvo al frente. Es decir, optará por remarcar los problemas contables, la falta de capital, la excesiva morosidad del banco, y la imposibilidad de captar nuevo capital en el mercado.

Todo ello acompañado, tal y como ha quedado reflejado en las actas del consejo de administración del Popular, por la tutela a la que los mecanismos de supervisión de la Unión Europea sometieron a la entidad a partir de mayo de 2017. Tanto el BCE como la Junta Única de Resolución (JUR) pidieron información a primeros de mes sobre el estado de la entidad, y a partir del 23 de junio la JUR comenzó los trámites para preparar un aterrizaje de emergencia del Popular, con la intervención estelar de Deloitte como principal valoradora del proceso. Algo que fue necesario utilizar el 6 de julio, una vez que el consejo de administración reconocía la inviabilidad de la entidad, según el acta al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. 

El BdE y la auditora

Precisamente la auditora del Popular será otra de las grandes protagonistas de la semana. El presidente de PwC, Gonzalo Sánchez, acudirá al Congreso a dar explicaciones sobre las cuentas de la entidad y su labor sobre ellas; especialmente sobre las de 2016. No hay que olvidar que hace unas semanas el Instituto de Contabilidad y Auditoría (ICAC) sancionó a la auditora por su labor con los números de 2012, algo que la compañía ya ha recurrido.

Y en medio de todo esto habrá que escuchar también a la inspección del Banco. Este martes acuden los inspectores del Banco de España (BdE) y del Banco Central Europeo, que estarán representados por Ignacio Pardo. El inspector tendrá que dar explicaciones acerca del papel de los principales organismos de supervisión, y su testimonio debería servir para aclarar cuál fue su papel; máxime después de que la Asociación de Inspectores del BdE denunciaran en el Congreso que se habían lanzado numerosos informes sobre Popular, pero que fueron silenciados.