Bruselas no ve problemas de competencia en la compra de Abertis

Bruselas no ve problemas de competencia en la compra de Abertis

Empresas

Bruselas aprueba sin condiciones la compra de Abertis por ACS y Atlantia

Concluye que la operación no plantea problemas de competencia en el mercado de concesiones de autopistas de peaje en la UE.

Bruselas

Noticias relacionadas

Último capítulo en la batalla por el control de Abertis. La Comisión Europea ha aprobado este viernes sin condiciones la compra del gestor de infraestructuras por parte de la española ACS (y su filial alemana Hochtief) y la italiana Atlantia. Bruselas ha llegado a la conclusión de que la operación no plantea problemas de competencia en el espacio económico europeo.

En la operación, el tridente ha desembolsado 18.200 millones de euros por Abertis con el objetivo de conformar un gran grupo de gestión de infraestructuras a nivel mundial, y con proyectos futuros en los que participar por valor de 200.000 millones.

Atlantia y ACS-Hochtief habían presentado ofertas rivales por Abertis, que ya fueron autorizadas por Bruselas en octubre de 2017 y febrero de 2018, respectivamente. Pero tras un año de lucha sin cuartel, las tres empresas firmaron en abril un acuerdo de inversión para repartirse el control de la compañía, que se notificó a la Comisión el pasado 1 de junio.

Se preserva la competencia en todos los mercados

La investigación del Ejecutivo comunitario se centró en particular en el impacto de la operación en el mercado de las concesiones de autopistas de peaje en el espacio económico europeo, en particular en Italia (donde las actividades de Atlantia y Abertis se solapan) y en España (donde se superponen las actividades de ACS y Abertis).

La conclusión de Bruselas es que la operación no plantea problemas de competencia en estos mercados. Las tres empresas no son las compañías competidoras más cercanas entre sí y hay otros rivales importantes en el sector. Además, el mercado de referencia es un mercado de licitaciones muy regulado.

La Comisión ha examinado los efectos de la compra en otros mercados auxiliares: la prestación de servicios de telepeaje (donde las actividades de Atlantis y Abertis se solapan); el suministro de equipos y servicios para sistemas de transporte inteligentes (donde las actividades de Atlantis y Abertis se solapan); la construcción de infraestructuras (donde las actividades de Hochtief y Atlantia se solapan); y la prestación de servicios de restauración (ya que el mayor accionista de Atlantia lo es también de Autogrill y Abertis tiene una participación del 50% en Areamed).

El resultado es que en ninguno de estos mercados surgirán problemas de competencia, porque la operación no aumenta significativamente la presencia de las tres empresas en ningún Estado miembro y porque en los mercados seguirán interviniendo otros rivales destacados. Además, Bruselas ha concluido que es poco probable que ACS, Atlantia y Abertis restrinjan el acceso de sus rivales a sus productos, servicios o clientes.