La sede de Sacyr, en una imagen de archivo.

La sede de Sacyr, en una imagen de archivo.

Empresas

Sacyr abre una investigación interna sobre el posible amaño de concursos de radares y semáforos

Sacyr ha abierto una investigación interna en Aplicaciones Geopol, la filial que está siendo investigada en el marco de una operación contra presuntas irregularidades en contratación de aplicaciones de tráfico por parte de varios ayuntamientos.

Así lo ha hecho saber la compañía de construcción y servicios que ha manifestado su disposición a colaborar con la Justicia "en todo lo que sea necesario para aclarar el caso". "La compañía ha abierto una investigación interna para verificar que no ha habido actuaciones irregulares, en cuyo caso tomaría las medidas oportunas", ha explicado Sacyr en un comunicado.

"El grupo también, como siempre, colaborará con la Justicia en todo lo que sea necesario para aclarar el caso", ha insistido, tras recordar que cuenta con un código de conducta "asumido por todos sus trabajadores".

Sacyr ha enviado el comunicado tras trascender que su filial Aplicaciones Gespol está siendo investigada en el marco de la operación anticorrupción que la Policía Nacional ha puesto en marcha a primera hora de este martes con registros en varios ayuntamientos del país ante una supuesta contratación irregular de aplicaciones de tráfico. En concreto, se trata de los radares que utilizan las policías municipales, además de la regulación del tráfico con semáforos y la gestión de multa y se investiga si ha habido amaños para conceder estos concursos a la empresa filial de grupo Sacyr, Aplicaciones Gespol S. L.

Así, la UDEF cree que la compañía podría haber amañado concursos públicos con la connivencia de políticos locales del PSOE, PP y Ciudadanos.

Desde su adquisición por el grupo Sacyr, en octubre de 2016, Aplicaciones Gespol ha obtenido adjudicaciones por un importe global total de 1,5 millones de euros, con una media aproximada por contrato de 5.000 euros. En 2017, tuvo una cifra de negocio de 1,2 millones de euros repartida en muchas adjudicaciones de pequeño volumen económico cada una en razón de su actividad.