Supermercado de la cadena Lidl.

Supermercado de la cadena Lidl.

Empresas

Lidl compra en España un 20% más en 2017: 4.650 millones de euros

La cadena de supermercados Lidl ha incrementado un 20% sus compras en España y ha alcanzado los 4.650 millones de euros en 2017. Con esta cifra, la compañía supera ampliamente sus ventas en el país y deja un superávit de más de 1.000 millones de euros en el mercado español. "La excelente calidad de los productos españoles genera una demanda cada vez mayor a nivel internacional", ha indicado en un comunicado el director general de compras de Lidl en España, Miguel Paradela. 

Del volumen total de adquisiciones de Lidl en nuestro país, cerca del 85% corresponde a productos agroalimentarios, cada vez más consumidos en sus establecimientos a nivel internacional. El pasado año vendió más de 2.200 millones de euros de género hortofrutícola español en sus 10.500 tiendas, repartidas en 30 países. En este sentido, M. Paradela asegura que los clientes de Lidl en Francia, Alemania o la República Checa demandan "las aceitunas, los embutidos, las frutas, las verduras o los vinos" que se cultivan y producen en España. 

Esta apuesta por el producto nacional,consolida a Lidl como el mayor cliente de la huerta española: la cadena de supermercados adquirió en 2017 el 10,5% de la producción total de frutas y verduras por un valor aproximado de 1.940 millones de euros, un 35% más que el ejercicio anterior. La mayor parte de estas adquisiciones se comercializaron en establecimientos de Lidl fuera de nuestras fronteras, y sus ventas supusieron un 13% de la exportación total del sector agroalimentario español, valoradas en 12.704 millones de euros. 

Medio punto del PIB nacional

En el comunicado, la compañía ha destacado que realiza una notable contribución al desarrollo económico del país y que su actividad tiene un "importante impacto" en la sociedad española. Un estudio de la consultora Price waterhouse Cooper (PwC) aporta cifras que refuerzan estas afirmaciones: Lidl generó en 2016 cerca de medio punto del PIB español (un 0,45%) y su impacto en la economía nacional tiene un efecto multiplicador de 17, ya que cada euro de resultado bruto de explotación (Ebitda) que obtiene la empresa en España se crean 17 euros adicionales para su PIB global. 

La cadena de supermercados cuenta actualmente con una plantilla de 13.000 empleados en nuestro país, cifra que se ha incrementado un 30% en el último trienio (en 2017 creó 800 nuevos puestos de trabajo). En lo referente a las ventas, Lidl es el quinto operador en España con un 4,3% de cuota de mercado y una cifra neta de 3.594 millones de euros que supone un incremento del 7,8% en el último año. Este crecimiento es, según la propia compañía, consecuencia de un "ambicioso plan de expansión" en nuestro país con una inversión cercana a los 1.000 millones de euros en los últimos tres años, y de 330 millones en 2017.