Francisco Reynés.

Francisco Reynés.

Empresas

Reynés no cierra la puerta a que la sede de Gas Natural vuelva a Barcelona

  • El presidente ejecutivo de la compañía adelanta que el beneficio neto recurrente creció un 34% hasta mayo.
  •  

Noticias relacionadas

La Gas Natural Fenosa de Francisco Reynés toma forma. El presidente ejecutivo lleva cuatro meses al frente de la compañía y, a la espera de que en los próximos minutos revelen un nuevo nombre que les defina mejor como grupo energético, ya han simplificado su estructura organizativa y este miércoles el consejo de administración dará luz verde al plan estratégico con horizonte 2022

Por el momento, Reynés avanza ya el rumbo del negocio para este año. El beneficio neto recurrente alcanzó los 481 millones de euros hasta mayo, un 34% más respecto a los cinco meses correspondientes de 2017. La mejora "importante" del beneficio se debe tanto a la "mejora financiera como al impulso del crecimiento operativo", apunta Reynés, destacando la mejora en 103 millones de la actividad de la compañía y de 19 millones del resultado financiero.

El beneficio operativo bruto (Ebitda) recurrente "ha crecido un 11%, hasta los 1.823 millones, en los cinco primeros meses del año, impulsado por el negocio de gas y electricidad y por el de infraestructura, pero más por el primero por una mejora sensible en las condiciones del mercado", ha señalado Reynés en la rueda de prensa previa a la junta de accionistas. 

Las cifras, ha subrayado, solo tienen en cuenta el negocio recurrente y no incluyen los impactos extraordinarios de 2017 y de 2018 para poder dar datos "comparables" entre ambos ejercicios.

El presidente ejecutivo de la energética se quita mérito en estos resultados. "Sería muy presuntuoso asumir que esto tenga que ver con mi llegada, esto tiene una inercia y hay un equipo detrás", ha señalado Reynés. Que hayan avanzado estas cifras, ha agregado, es "un guiño" a sus accionistas en el día de la junta porque "llevan mucho tiempo sin tener datos de la compañía" en un momento en que se han producido muchos cambios. 

Respecto a las perspectivas para el año completo, Reynés ha emplazado a los resultados del primer semestre, que se presentarán en las próximas semanas, donde explicitarán las cifras para el ejercicio. 

La compañía celebra por primera vez Madrid su junta general de accionistas. La agitación causada en Cataluña por el proceso soberanista hizo que el pasado mes de octubre tomara la decisión de trasladar su sede social a la capital.

¿Para siempre? Para Reynés no hay nada escrito en piedra. "Decir que una compañía se ha trasladado para siempre a un sitio es presuntuoso. Se trasladó a Madrid en unas condiciones y el consejo decidirá lo que toque cuando considere oportuno", ha explicado dejando abierta la posibilidad de volver a mover la sede. 

La compañía, que se sumó al batallón de empresas que abandonaron la Comunidad ante la potencial declaración unilateral de independencia, ya había dejado sobre la mesa que el cambio podía ser provisional.

Balance del primer semestre

En el primer semestre del año, la gasista destaca la renovación y extensión de los contratos de suministro de gas con Argelia y la importante recuperación del mercado asiático de gas.

Además, en este período se ha ampliado la flota de metaneros, algo que "llega en el mejor momento" dado el aumento de demanda de gas natural licuado a nivel mundial. También se han adquirido dos proyectos solares en Brasil.

En el plano nacional, Reynés ha señalado la “notable recuperación” de la producción hidráulica en España”, después de un 2017 "anormalmente seco" que derivó en un aumento del precio de la energía en el mercado (pool) y una mayor producción en los ciclos combinados. 

En cuanto a las cifras del negocio de gas y electricidad liberalizados, la comercialización de gas incrementó un 13,2% en los cinco primeros meses del año respecto al mismo periodo de 2017, hasta los 177 teravatios/hora (TWh). La comercialización de electricidad aumentó un 6,7%, hasta los 16 TWh; y la energía producida se elevó un 4%, hasta 19 TWh. "Son buenas noticias, el corazón del negocio va bien", apunta Reynés.

Hasta mayo, la compañía cuenta con 10,6 millones de puntos de suministro en distribución de gas, un 2,5% más respecto a 2017, y 7,5 millones en distribución de electricidad, un 1,6%. 

En cuanto al negocio de distribución, la de gas cayó un 1,2%, hasta 171 TWh. En este negocio ha tenido impacto negativo las menores ventas en Brasil por la alta hidraulicidad. En distribución de electricidad, ha crecido un 2,5%.

Además, en lo que va de año, la compañía suma más de 2.700 millones de euros en desinversiones, monto que suma la venta de un 20% de Nedgia (por 1.500 millones), de los negocios de distribución y comercialización de gas en Italia (736 millones) y del negocio de distribución de gas en Colombia (468 millones).

Plan estratégico

Reynés, que asumió como presidente ejecutivo de la gasista en febrero, se ha tomado estos meses para plantear la hoja de ruta "con sello personal" que seguirá la compañía en los próximos años. Aunque este nuevo plan se presenta este jueves en Londres, el presidente ha aprovechado la cita para adelantar algunas líneas.

"Las líneas generales del plan, que tienen que ver con esta evolución de Gas Natural mirando a futuro, se basa en: simplicidad, focalización, eficiencia, accountability -que no hemos encontrado una palabra en español que englobe ese significado-, la disciplina en la inversión y la innovación", ha detallado el presidente.

El plan de la compañía se enfocará en "países y negocios estratégicos" y a cada uno se le exigirá una rentabilidad, dado que "las condiciones son distintas y no se puede pedir lo mismo". Al hilo de esto, ha agregado, "esta mañana hemos comunicado la venta de dos operaciones que corresponden a este objetivo de simplificación y focalización. No es estratégico tener una mina de carbón en un momento en que la UE está focalizada en reducir las emisiones de CO2, ni tener una planta en Kenia que se alimenta con fuel". La compañía se ha desprendido de su participación en Kangra Coal e Iberáfrica.

En cuanto a la inversión que realizará la energética en los próximos años, Reynés ha asegurado que el foco será "el crecimiento orgánico". Ya cuentan con una serie de inversiones identificadas y serán "una importante palanca" para la compañía. "Son las que más nos motivan, las genera el propio negocio para crecer", ha subrayado. No se descarta, sin embargo, crecer de forma inorgánica, "pero sin emborracharnos". "Priorizaremos el valor por encima del tamaño", apuntó.