Empresas TELECOMUNICACIONES

La 'telecos' locales piden a Competencia que paralice la subasta de 5G

El lento y azaroso avance de la tecnología 5G en España vive un nuevo traspié. Los operadores locales de telecomunicaciones -que llevan servicio a pequeñas localidades españolas- han denunciado la primera subasta de radiofrecuencias para el desarrollo de la tecnología de banda ancha móvil ultrarrápida ante la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC).

La Asociación Nacional de Operadores Locales de Telecomunicaciones, AOTEC y la asociación regional andaluza Acutel han pedido al regulador que intervenga para que se suspenda cautelarmente y se eliminen las cláusulas que limitan el acceso a esta puja. Los operadores locales consideran que estas cláusulas infringen las leyes de Unidad de Mercado y de Telecomunicaciones.

Hace unas semanas, la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital lanzó la subasta para adjudicar la banda de frecuencias 3,6-3,8 GHz, la primera de despliegue comercial de 5G a la que tendrán acceso las 'telecos'. Los operadores interesados pueden presentar sus solicitudes para participar en la subasta hasta el 29 de junio, es por ello que los operadores locales piden a la CNMC que impugne ante la Audiencia Nacional ciertos artículos para que se supriman y, mientras, se paralice la puja.

"Se incumple el principio de no discriminación"

AOTEC se refiere a los apartados 4.1 y 4.2 de la cláusula 8 del Anexo I del pliego de cláusulas administrativas particulares y de prescripciones técnicas. En ellos se establece como requisito para presentarse tener en alguno de los tres últimos años un volumen de negocio de al menos 90 millones de euros y haber prestado servicios y/o invertido más de 42 millones en “servicios de comunicaciones electrónicas y redes de igual o similar naturaleza a los de la concesión”.

La asociación asegura que estas cláusulas incumplen el principio de no discriminación “para todas las partes interesadas” que se consagra en la Ley General de Telecomunicaciones para las licitaciones de espectro radioeléctrico. También quebranta el principio de fomento de la competencia, que defiende el mismo texto legislativo, al dejar fuera a todo lo que no sea una gran empresa de telecomunicaciones. Además, argumentan que los requisitos no están motivados ni son proporcionados, tal como exige la Ley de Garantía de Unidad de Mercado.

En cuanto a la garantía de una solvencia técnica, recalcan que la misma orden por la que se convoca la licitación define la tecnología 5G como “el nuevo paradigma tecnológico de las comunicaciones móviles”, por lo que desde AOTEC se considera que “puesto que la tecnología es nueva e incluso está por definir en algunos aspectos” es lógico pensar que “la experiencia previa por parte de los operadores es escasa o nula”.

Explotación del espacio radioeléctrico

En relación a la explotación del espectro radioeléctrico, se recuerda que un operador siempre puede utilizar “recursos propios o ajenos” y contar con el conocimiento experto de los suministradores de los equipos e integradores de soluciones de red. Asimismo, subrayan que “el hecho de que un operador pague por un recurso es el mayor garante de que busque la mayor eficiencia y eficacia tecnológica en su aplicación”, añadiendo que “si está dispuesto a pagar la mayor cantidad para hacerse con el recurso”, también lo estará para invertir en el futuro -y no los años anteriores- para ponerlo en explotación.

Esta puja se desarrollará mediante un mecanismo de subasta simultánea ascendente de múltiples rondas. Se prevé que el proceso de rondas y pujas comience a mediados del mes de julio, siempre antes del 20 de julio de 2018. La subasta finalizará cuando en una ronda no se reciban nuevas pujas. Las concesiones tendrán una duración de 20 años.

Se han licitado un total 200 MHz distribuidos en 40 bloques de 5 MHz cada uno, todos ellos de ámbito nacional. El precio de salida de cada bloque se ha fijado en 2,5 millones de euros, en total 100 millones de euros para los 200MHz que se licitan. Los operadores que participen en la subasta deberán respetar el límite máximo de frecuencias de que puede disponer un mismo operador en la banda 3,4-3,8 GHz, fijado en 120MHz el pasado 20 de abril por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Subasta del espectro de 700MHz

La CNMC tiene la capacidad para impugnar mediante un contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional cualquier “acto, disposición, inactividad o vía de hecho contraria a la libertad de establecimiento o de circulación” que haya dictado una administración pública, en este caso el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital del anterior Gobierno español, cuyas competencias han pasado al Ministerio de Economía y Empresa.

Si esta subasta de 3,4-3,8 GHz se paralizara todo el proceso de implantación de 5G sufriría retrasos. Todavía no se anuncia el proceso -y los plazos- de adjudicación de la banda de 700MHz, la de mayor atractivo comercial y más cobertura. Este espectro es el que realmente servirá a las 'telecos' para realizar su mayor despliegue, una subasta por la que el gobierno espera sacar mayor rendimiento por adjudicación, “varios miles de millones de euros”, según las informaciones del sector.