Fachada de un hotel de NH.

Fachada de un hotel de NH.

Empresas

Hesperia acusa al presidente de NH de aliarse con Minor para que compre "al menor precio posible"

Los minoritarios cuestionan la lealtad de su presidente y la oferta de la tailandesa.

Ambiente caldeado en NH Hotel Group. A la brecha en el seno de su consejo de administración se suma la incomodidad de los accionistas minoritarios ante el desembarco de la tailandesa Minor y el potencial conflicto de interés que afectaría al presidente de la hotelera, Alfredo Fernández Agras.

La hotelera atraviesa un momento dulce, aún con el sabor de un 2017 récord y muy buenas previsiones para este año, pero las próximas semanas serán claves para despejar la marejada que ha dejado la entrada de Minor en su accionariado.

Como era de esperar, los accionistas han manifestado sus dudas sobre el precio que ofrece Minor, la competencia de su negocio con el de NH y han tratado de echar del consejo a los tres representantes que a la tailandesa le corresponde por proporcionalidad y que habían sido ratificados minutos antes.

Fernández Agras ha sido claro: el momento para manifestarse sobre la oferta todavía no ha llegado: hay que esperar a ver el folleto y los planes que Minor tiene con NH. Pero no quería dejar pasar la junta para expresar a los accionistas que en el consejo están atentos y que buscarán que se mejore la oferta.

Por el momento, NH encargará en los próximos días a un banco de inversión que estudie la oferta pública de adquisición (OPA) que la tailandesa presente y, una vez analizado el folleto, emitirá su opinión al respecto. Para bien o para mal.

Aun así, el presidente de NH ha insistido en que la oferta actual no les cuadra y que, igual que pasó con la de Barceló, lo más conveniente para la hotelera es seguir adelante con sus planes de crecimiento. Además del precio (Barceló ofreció 7,04 euros por acción y Minor da 6,4), aunque en este caso hay efectivo para los accionistas, el precio es bajo y no se ofrece prima de control.

La tailandesa ostenta ya un 29,9% del capital después del traspaso de una parte de las acciones de HNA y de Oceanwood. Con la OPA espera conseguir entre un 55% y un 65% de las acciones y, hasta que presente el folleto, su oferta se sitúa en 6,4 euros por acción, lo que valora la compañía en 2.500 millones.

Respecto a la competencia del negocio de ambas hoteleras, el presidente de NH ha señalado que mientras que con Barceló se chocaba en muchos mercados, “con Minor sólo en países donde la presencia de ambos es limitada, Portugal y Brasil”.

“El consejo entendió que no era una competencia estructural que pudiese imposibilitar la presencia de un consejero en la compañía”, añadía respecto a la entrada del CEO de Minor Hotel hace diez días. En todo caso, Minor ha ofrecido a NH la gestión de los hoteles donde pueda haber competencia, un gesto interpretado como buena fe por parte de la tailandesa y que despejaría el problema, considera Fernández Agras.

Cuestionan a Fernández Agras

Pese a las explicaciones del presidente, las casi cuatro horas que ha durado la junta de la hotelera han servido para que tanto sus minoritarios como el propio consejo de administración airearan sus diferencias, llegando a poner en duda hasta la lealtad del propio Fernández Agras.

“Ha demostrado una capacidad enorme para el negocio, pero le falta acreditar si tiene la inocencia de la paloma. Dimita”, instaba uno de los accionistas sumándose al coro de críticas por la llegada del grupo tailandés. “¿Valen más los euros tailandeses que los mallorquines?”, preguntaba otro.

La junta arrancó con alegaciones sobre la constitución de la mesa, presidida por Fernández Agras -que es consejero dominical a propuesta del fondo Oceanwood- cuando entendían que debía hacerlo José Antonio Castro, representante de Hesperia (que ostenta un 9% del capital).

Tanto Castro como Jordi Ferrer, consejeros por parte de Hesperia, han acusado a Fernández de tener “una agenda oculta” con Minor para que compre NH “al menor precio posible”. Además, Ferrer ha puesto señalado que, dado el nivel de endeudamiento de la tailandesa, “mayor que el de NH”, podría tratar de reducir la situación a costa del ahora saneado balance de NH. Ambos consejeros de Hesperia votaron en contra de la entrada en el consejo de Dillipraj Rajakarier como representante de Minor en el consejo celebrado el 12 de junio.

Aunque se ha intentado cesar a Fernández Agras como presidente del consejo, la propuesta sólo ha contado con un 16% de votos a favor. Castro ha asegurado que si no se le hubiera cesado de su puesto de presidente de la comisión delegada hace una semana, Oceanwood no habría tenido éxito en sus propuestas para esta junta. Entre ellas, la ratificación de los tres consejeros de Minor.

NH se abre a las adquisiciones

Al margen de la revalorización de la acción de NH en los dos últimos años, como destacó el consejero delegado de la cadena, Ramón Aragonés, la compañía ha logrado enfilar su crecimiento y prevé cerrar este semestre por encima de lo presupuestado. Más aún, las previsiones para el cierre de 2018 “son buenas”, señaló su CEO. “Se cumplirán todos los objetivos marcados para este año y se situará en otro estadio: una compañía con un Ebitda de 300 millones, un ratio de deuda de una vez Ebitda y un beneficio recurrente de 100 millones”, apuntó Aragonés.

Con estas cifras sobre la mesa, el ejecutivo apunta a la necesidad de establecer una nueva hoja de ruta que “vaya más allá del crecimiento orgánico”, apuntando directamente a realizar adquisiciones pero de una forma sensata a partir del próximo año. “Queremos crecer, pero queremos hacerlo bien. No firmaremos contratos que supongan un riesgo para la compañía. No queremos ser los más grandes, sino los más rentables”, ha sentenciado Aragonés.