Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank.

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank.

Empresas

Gortázar (CaixaBank) afirma que un nuevo impuesto a la banca no es "buena idea"

  • El consejero delegado de la entidad afirma que el sector ya afronta recargos en un escenario negativo, con los tipos de interés en un nivel históricamente bajo.
  • El ejecutivo ha subrayado el compromiso del banco con la lucha contra la exclusión financiera.

Un nuevo impuesto a la banca no es "una buena idea". Para Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, la imposición de un nuevo gravamen al sector bancario sería "discriminatorio" ya que el sector hace frente ya a otros recargos en un contexto de tipos de interés a un nivel históricamente bajo.

"Discriminar sectores no tiene sentido. El sector bancario ya tiene un tipo superior en el Impuesto de Sociedades, ya hay un recargo por diferentes motivos y también hay un impuesto sobre los depósitos que, dada la situación de los tipos de interés, tiene un impacto sobre la cuenta de resultados y se traspasa a los clientes", ha señalado Gortázar este miércoles en Madrid.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, abordó en entrevista con TVE la necesidad de "abrir el debate" para evaluar los recursos del sistema de pensiones para asegurar su financiación. En su plan, adelantó, está la imposición de nuevos impuestos porque la tasa Google establecida por el Gobierno anterior, no es suficiente. Según el ex ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, este impuesto serviría para recaudar 600 millones de euros al año.

Sánchez, sin embargo, no se refirió en concreto al proyecto que propuso hace unos meses de crear un impuesto a la banca ni especificó en qué consistirían las nuevas figuras tributarias que se crearían para devolver el equilibrio a la Seguridad Social. Desde la oposición, el líder socialista propuso elevar el Impuesto de Sociedades a las grandes empresas (aplicando un gravamen del 15% sobre el resultado); elevar el IRPF a las rentas superiores a 150.000 euros o imponer nuevas cargas al sector energético, entre otras cuestiones.

El consejero de CaixaBank ha querido subrayar que poner otro impuesto a la banca es "imponerlo a los accionistas de la banca, a la obra social de La Caixa, a los 600.000 accionistas particulares de CaixaBank. No creo que sea algo positivo".

Gortázar no es el primero que se manifiesta en contra de un nuevo impuesto sobre la banca. El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, advirtió este martes de que una medida así sería "un error".

"Un impuesto a la banca es una medida errónea. Ligarlo con el rescate a la banca es erróneo, porque el rescate se hizo a las cajas de ahorro y fue a los depositantes", aseguró este martes en las jornadas que organiza la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en Santander. Bajo su punto de vista, un gravamen a la banca "genera distorsión y encarece el crédito".

Exclusión financiera

"Cualquier iniciativa para reducir la exclusión financiera es buena", ha apuntado Gortázar, que asegura que desde CaixaBank se trabaja en esa dirección y celebra que otras entidades también lo hagan.

Según un informe reciente del Banco de España, aún hay alrededor de 4.000 municipios en España sin oficina bancaria y, en un contexto de digitalización, la situación podría agudizar esta tendencia. 

El CEO de CaixaBank asegura que tanto la inclusión financiera como la digitalización es un tema que "les preocupa mucho". Actualmente, con una red de oficinas que supera las 4.600 en todo el territorio español, la entidad se enorgullece de llegar a un 91% de los ciudadanos.

"Tenemos la red más amplia respecto a todos nuestros competidores. Diría que estamos a la cabeza de la lucha contra la exclusión financiera", ha señalado Gortázar, que sostiene que la situación no se prevé que cambie. "Vamos a seguir siendo un banco con muchas sucursales cercanas a nuestros clientes y con soluciones digitales, porque lo uno no quita lo otro".