Sede de Telefónica en Madrid, en una imagen de archivo.

Sede de Telefónica en Madrid, en una imagen de archivo.

Empresas TELECOMUNICACIONES

Telefónica defiende ante analistas su desarrollo en fibra y avanza plazos del 5G

La operadora de telecomunicaciones ha adelantado que el despliegue comercial de 5G se producirá a partir de 2021.

Telefónica ya ha puesto fecha al despliegue comercial de 5G en España. Directivos de la operadora de telecomunicaciones han intervenido este martes en Londres ante analistas para defender el desarrollo de sus redes e infraestructuras en el mediano y corto plazo, tanto en Europa como en Latinoamérica.

En la presentación remitida a la CNMV, Telefónica ha indicado que durante 2017 y 2018 se está trabajando en el desarrollo de velocidades cercanas a 4,5G, entre 2019 y 2020 se hará en 4,9G, para allanar el terreno para que a partir de 2021 se comience comercialmente con el despliegue de la nueva tecnología móvil de ultra banda ancha.

Precisamente el lunes, el presidente ejecutivo de la compañía José María Álvarez-Pallete dijo en una conferencia en el Círculo Financiero de La Caixa que el 5G "se desplegará comercialmente en 2021 o 2022". Pallete destacó que Telefónica ha tenido que invertir 75.000 millones de euros en los últimos años para "prepararse para este nuevo mundo".

Subastas de 5G

En el marco de este desarrollo, la operadora prevé que los primeros dispositivos que permitan tecnología 5G comiencen a estar disponibles para el segundo semestre del año 2019, lo que ayudaría a acelerar el despliegue. En estos momentos en España ha lanzado la subasta del espectro en la banda de 3,6 a 3,8 GHz y mantiene pendiente la subasta de mayor atractivo, cobertura comercial y recaudación para el Estado.

La banda de 700 MHz -que actualmente es utilizada por las televisiones en abierto-  deberá estar liberada antes de 2020, aunque el Gobierno debe presentar su calendario de liberalización del segundo dividendo digital y su plan de transición de las frecuencias televisivas, antes de que finalice este mes.

En cuanto a Telefónica, durante la presentación su directora financiera, Laura Abasolo, y el responsable global de redes, Enrique Blanco, defendieron ante los analistas que el objetivo es poner en valor estas infraestructuras, en las que la operadora ha sido pionera, especialmente en el mercado español.

Confianza entre los inversores

Los directivos han destacado que el pico inversor de la compañía ya ha pasado y que ahora es el momento de rentabilizar estos desarrollos y comenzar a generar valor a las inversiones. La previsión de la empresa es destinar a capex en 2018 el 15% de las ventas, frente al 16% de 2017 y el 17% de 2016.

También han defendido la ventaja industrial de la fibra, con una reducción del tiempo en la llegada al mercado (el tiempo de instalación baja un 41%), menores costes por hogar pasado (un 47%) y mayor excelencia en las operaciones, con una reducción en los fallos en el servicio del 70%.

Con esta presentación en Londres, Telefónica busca generar confianza entre los inversores en momentos en que sus acciones cotizan en su nivel más bajo del año (7,40 euros). La compañía ha defendido que su cotización está penalizada por el mal desempeño del sector de 'telecos' en toda Europa y por el impacto negativo de las divisas con las que opera en Latinoamérica.