Imagen de la sede de EDP.

Imagen de la sede de EDP. Reuters

Empresas ENERGÍA

EDP y su socio chino se atascan en la negociación de la OPA

CGT defiende que la oferta es "razonable". Aunque es poco probable, todavía puede darse una opa hostil.

Lo dijo el consejo de administración de Energías de Portugal (EDP) y lo ha reiterado el de su filial, EDP Renovables: la oferta de China Three Gorges (CTG) para hacerse con la compañía es baja. A un mes de haber puesto sobre la mesa, ni los lusos ni el grupo chino parecen dispuestos a torcer el brazo y aunque una opa hostil es poco probable, para los expertos es algo que tampoco hay que descartar.

La estatal china, especializada en proyectos de generación hidroeléctica, solar y eólica, es el principal accionista de EDP con un 23,3% de la sociedad. El pasado 11 de mayo anunció una oferta pública de adquisición por el 76,3% que no controla de la energética ofreciendo 3,26 euros por acción. A este precio, la oferta del consorcio chino se sitúa en 9.100 millones de euros, pero para el consejo de la portuguesa no es suficiente.

“No refleja adecuadamente el valor” de la compañía y la prima que ofrece es baja teniendo en cuenta el nivel habitual para las empresas europeas" en operaciones donde el oferente ha adquirido el control de una firma, aseguraba la firma lusa recientemente.

Respuesta de EDP Renovables

En paralelo a la opa por EDP, la china CTG lanzaba otra oferta para hacerse con el 22,5% del capital que no controla en la filial de renovables del grupo. En este caso, ofrece 7,33 euros por acción, lo que supone valorar el capital que no controla en otros 1.332 millones de euros.

La respuesta de EDP Renovables ha tardado un poco más en llegar, pero está en sintonía con la de su matriz: los 7,33 por acción que ofrece CTG suponen un descuento del 6,6%, por lo que "la oferta no traduce de forma adecuada el valor de la compañía". El consejo de la filial renovable recomendó a sus accionistas no aceptar la oferta y pidió más información a CTG sobre sus planes estratégicos para la energética.

¿Infravalora CTG a la energética lusa? “El deber del consejo de administración es tratar de presionar para elevar el precio, pero lo cierto es que la oferta no es tan baja si miramos los fundamentales de la empresa”, indica a EL ESPAÑOL Felipe López, analista de Selfbank.

Según el experto, “los 3,26 euros ofertados implican un ratio precio-beneficio (PER) de 16 veces los beneficios estimados para este año, un ratio superior a compañías similares en Europa”. El ratio de Iberdrola es 13,7 veces, agrega, el de Enel 11,4 veces, el de Engie 13,2 veces y el de Endesa 14,1 veces.

Además, “el futuro del negocio está condicionado a una posible subida de tipos de interés en Europa, lo cual perjudica y mucho a EDP, que tiene un rating bajo y una estructura de deuda bastante elevada”, puntualiza.

Hay otro detalle a tener en cuenta. La acción de EDP, que cerró el viernes en 3,38 euros, escaló más de un 10% cuando CTG anunció la opa, pero ya venía caliente del año pasado, desde que empezaron los rumores de interés por parte de Gas Natural. En lo que va de año, se ha revalorizado un 17% y, como indican los analistas, no está siendo un año fácil en Bolsa, por lo que sus títulos podrían estar por encima de su cotización normal -de hecho, el precio objetivo que le fijan en la mayoría de los reportes está en los 3 euros-, y el valor de la opa sería “razonable”, como ha defendido el grupo chino.

Opa hostil poco probable

Al gigante chino le queda otra baza por jugar: la de las relaciones diplomáticas. Después de siete años como accionista de la lusa, el grupo chino mantiene buenas relaciones con el Ejecutivo portugués, que ya ha mostrado incluso que está abierto a que CTG tome el control de su principal energética.

Como socio de EDP desde 2011, “ha invertido en la empresa, en un sector estratégico para Portugal y tiene relaciones con el Gobierno, lo natural es que hablen”, señaló a Reuters una fuente cercana a la compañía que reconoce que el interés del grupo chino se reactivó el año pasado, cuando volvieron los rumores sobre la intención de Gas Natural Fenosa de hacerse con la portuguesa.

Desde el grupo chino ya han dicho que están dispuestos a conversar, pero no a subir la oferta por considerar que “el precio es razonable”.

¿Hay posibilidad de que lancen una opa hostil? “Las posibilidades son reducidas, pero existen”, apunta López, “sobre todo, si el consejo de administración se mantiene en sus trece y sigue criticando a CTG”.

En opinión del analista, el mercado todavía tiene la esperanza de que el grupo chino eleve “ligeramente su oferta”. La intención de CTG es apoyarse en la energética lusa para su expansión internacional, “pero teniendo en cuenta que es una empresa estatal, dudo que China quiera tener problemas diplomáticos”.

El segundo mayor accionista de EDP es el fondo estadounidense Capital Group (12%), seguido de la sociedad de cartera española Oppidum Capital (7,19%) y la también estadounidense, BlackRock (5%). La composición accionarial de la eléctrica presidida por António Mexia incluye también a Mubadala Investment Company (4,06%), BCP (2,44%), Sonatrach (2,38%), Qatar Investment Authority (2,27%) y Norges Bank (2,75%).

De hecho, este último fondo, controlado por el banco central noruego, incrementó su posición después de que CTG anunciara la opa sobre EDP hace un mes. Aunque no se indicó en cuánto aumentó, descontando el 0,08% que posee de forma indirecta se estima en alrededor de un 0,20% respecto a lo que tenía antes.

EDP, el ‘caramelo’ para las energéticas

EDP, heredera de Hidrocantábrico, es el operador de referencia en Asturias y tiene presencia en el resto de España. Tiene unos 20.500 kilómetros de líneas eléctricas en Asturias, Aragón, Madrid, Valencia y Cataluña. 

A la vista de los datos de 2017, es una de las comercializadoras que más crecieron en el pasado ejercicio: al cierre de año tenía 1,13 millones de contratos de electricidad (en mercado regulado y libre), un 6% más que el año anterior. En el segmento del gas, la empresa tiene más de 883.000 contratos, un 94% de ellos en el mercado libre.

El apetito inversor de China por empresas occidentales causa recelo tanto en Estados Unidos como en Europa. De hecho, mientras el Gobierno luso daba su visto bueno a la opa de CTG sobre EDP, el exministro de Energía español, Álvaro Nadal, describió la operación como “muy delicada”. “Debemos mirarla con mucho cuidado porque de lo que se está hablando no es de la entrada de una inversión privada, sino de la entrada del Estado chino en el sistema eléctrico español”, afirmó hace unas semanas consultado por el tema.

En este mes no han faltado los rumores que apuntan a las grandes eléctricas como posibles ‘caballeros blancos’ para EDP o, incluso, como potenciales compradores de aquellos activos de los que el consorcio chino tendría que desprenderse por mandato de Competencia.

De hecho, los expertos ven más probable este segundo escenario -la venta por piezas de la energética-, que una oferta por el total. Además, el grupo de inversión estatal chino CNIC tiene otro 5% de la energética lusa, con lo que el 28% total le podría bastar para bloquear una contraoferta.

A Gas Natural, el ‘novio’ recurrente para la portuguesa, este movimiento les ha pillado en plena definición de su nuevo plan estratégico y, según fuentes del sector, podría pujar por los activos renovables. Endesa también suena entre los posibles interesados en esos activos ‘verdes’, sobre todo ahora que la eléctrica que preside Borja Prado quiere crecer en este segmento y su matriz, la italiana Enel, ha finiquitado la compra de Eletropaulo en Brasil.

¿Tiene encaje para Endesa hacerse con activos de EDP? Ambas eléctricas “tienen la mayor parte de su negocio en la península Ibérica, por lo que tendría sentido que se interesara por sus activos”, opina López, de Selfbank. “La adquisición de activos renovables iría en línea con los últimos pasos que ha dado Endesa en este segmento”, añade el experto en referencia a la compra de activos de forma puntual y la adjudicación de potencia renovable en la subastas celebradas en 2017.

Dada que EDP Renovables está valorada en más de 7.000 millones de euros, añade el analista, Endesa “sólo aspiraría a adquirir una pequeña parte de sus activos”.

¿Otros candidatos? Iberdrola. La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán podría estar interesada en los activos de Brasil, y más después de perder la opción de hacerse con Eletropaulo. “El problema es que CTG nunca accedería a vender el negocio renovable en Brasil”, añade López. En caso de fragmentar los activos, los analistas ven más probable que el grupo chino mantenga la posición en Brasil y la integre a su propia operación.