El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete

Empresas TELECOMUNICACIONES

Telefónica pide fuertes regulaciones a la fusión de Vodafone y Unity en Alemania

En una entrevista a un diario alemán Álvarez-Pallete advierte de que la aprobación de la operación crearía un duopolio de proveedores de redes fijas en el país.

José María Álvarez-Pallete mostró su preocupación por la compra de los activos alemanes de Liberty (Unitymedia) por parte de Vodafone, una operación anunciada a comienzos de mayo y que en estos momentos se encuentra pendiente de la aprobación de los reguladores europeos y de cada uno de los países a los que afecta la compra.

En una extensa entrevista concedida al periódico Handlesblatt, el Presidente de Telefónica indicó que la operación “crearía un duopolio de proveedores de redes fijas en Alemania y, por lo tanto, creemos que esa transacción, si es aprobada, debería conllevar unos fuertes remedios (condiciones de los organismos de competencia)”.

En mayo, Vodafone cerró la compra de los activos de Liberty Global en Alemania, República Checa, Hungría y Rumanía por 18.400 millones de euros, 10.800 millones más la asunción de una deuda de 7.600 millones. Los activos adquiridos tienen que ver fundamentalmente con clientes de banda ancha fija y televisión por cable, que complementan la fortaleza que la británica ya tenía en móviles.

Duopolio alemán

En el caso de Alemania, Vodafone comprará Unitymedia, filial de Liberty y segundo operador de cable del país, creando un rival potente contra el dominio de Deutsche Telecom. Unity Media, fuerte en mercados regionales, reforzará la red central de la operadora británica y se hace fuerte de cara a las intenciones del gobierno local de llevar la fibra a 25 millones de hogares en 2022, el 62% de los hogares alemanes. Un movimiento que relega a Telefónica a un papel secundario.

Pese a ello, Pallete confirmó su apuesta por el mercado alemán. “Desde 2005, hemos invertido más de 25.000 millones de euros en Alemania. Alemania es estratégico para nosotros porque es el principal mercado de las telecomunicaciones de Europa, un mercado creciente y estable. Un mercado donde ser líder en número de clientes móviles es tremendamente valioso”, indicó.

A este respecto, negó los rumores de que Telefónica tenga intención de abandonar el mercado alemán. De hecho, incidió en que si hubieran querido vender las operaciones en el país, no habrían comprado E-Plus a KPN por 8.500 millones de euros.

Inversiones y reducción de deuda

Respecto de los planes globales de Telefónica, Pallete indicó que ha llegado el tiempo de consolidar su perímetro y, de momento, no acometer nuevas inversiones. “Telefónica, con más de 350 millones de clientes, tiene un enorme poder de distribución para los fabricantes de terminales y proveedores de red".

"Telefónica debe mantenerse a este nivel y, al mismo tiempo, convertirse en una compañía mucho más tecnológica. Telefónica liderará la revolución tecnológica que estamos experimentando en este momento”, agregó

Respecto de la deuda del grupo indicó que se están haciendo todos los esfuerzos para reducirla. “En los últimos siete años, hemos invertido miles de millones en todo el mundo para expandir nuestras redes. Esto está dando frutos ahora: los ingresos digitales crecen a doble dígito, y los clientes hoy están preparados para pagar más por 300 Mbs por segundo que por 50. Eso incrementa los ingresos, el beneficio y la caja, y por lo tanto, podemos reducir deuda”.