A la izquierda, el presidente de CIE Automotive, Antón Pradera, junto al consejero delegado, Jesús María Herrera.

A la izquierda, el presidente de CIE Automotive, Antón Pradera, junto al consejero delegado, Jesús María Herrera.

Empresas

Cie Automotive: el nuevo socio del Ibex 35 no tiene techo aunque los fabrique

  • La compañía se ha revalorizado un 500% en los últimos cinco años.
  •  

Ya está. El Ibex 35 ya tiene completo el cupo y a partir del 18 de junio el selecto club de las compañías más prestigiosas sobre el parqué volverá a cotizar al completo. Han sido muchos meses de cábalas, de preguntas, de respuestas. De análisis...

Finalmente, el fabricante vasco de componentes de automoción fue el preferido del Comité Asesor Técnico del Ibex 35, aunque en las apuestas de los analistas del parqué español estaban otros candidatos como Gestamp o la propia BME.

El buen comportamiento durante 2017 ha sido decisivo para su elección y, en apenas 15 días, la compañía estará en el marcador de las grandes. Hecho que aplauden los analistas. Según la experta de Self Bank, Victoria Torres, es una buena noticia para el selectivo ya que éste “está muy concentrado sectorialmente, y una compañía de estas características le aporta diversificación”.

Los números de Cie Automotive han sido extraordinarios en el anterior ejercicio fiscal. La empresa española logró un beneficio neto de 215 millones de euros, lo que supone un incremento del 32% comparado con el de 2016.

Pero, las buenas cifras no se quedan solo en su beneficio. La compañía obtuvo una facturación de 3.724 millones de euros, un 29,3% más en comparación a 2016, con un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 530,4 millones, un 30% más, y con un resultado operativo de 376,2 millones, un 35% más.

Una estrategia definitiva para dar el salto al Ibex 35

Además de que las cuentas le salen a la empresa, los últimos movimientos de la junta directiva evidenciaron claramente las ganas que tenía Cie Automotive por pisar el parqué más prestigioso de España. La junta de accionistas aprobó recientemente la distribución extraordinaria y en especie de títulos de su filial Global Dominion, con el claro objetivo de salir del accionariado de la empresa dedicada a la ingeniería.

Esto provocó que los accionistas de Cie obtuviesen un total de 84,76 millones de títulos de Dominion valorados en 390 millones de euros, consiguiendo la independencia de ambas compañías.

Los retos que tiene por delante

Una vez que Cie Automotive ha dado los pasos para dar su ansiado asalto al Ibex 35, el horizonte más cercano ya dibuja varios retos que deberá cumplir.

Los analistas consultados por EL ESPAÑOL aseguran que “el crecimiento orgánico y las previsiones son positivas, por lo que se espera que continúen en la misma línea. A su vez, confían en que la diversificación geográfica que posee Cie Automotive reporte “valor de cara al accionista”.

Cabe recordar que la compañía cubre mercados como Mercosur, Brasil, Estados Unidos, México, Europa y Asia (que alberga alrededor de la mitad de producción mundial de vehículos). Victoria Torres, a su vez, señala su “generación de flujos de caja” como otro de los puntos fuertes de cara a los inversores.

Precisamente los inversores son uno de los protagonistas en los mercados y estarán atentos a su evolución. Si tiramos de lo que dicen los informes de los analistas, la respuesta es que hay que invertir, ya que cinco de las siete compañías de análisis que han emitido su juicio recomiendan comprar acciones de Cie Automotive.

¿Y los primeros días?

Una vez que el 18 de junio, la empresa de automoción mueva su campana, llegará la hora de la verdad para sobrevivir en el mercado. A pesar de tener tradición en el mercado continuo, el salto al Ibex 35 siempre es complicado.

En este sentido, Victoria Torres señala que “cuando se produce una entrada o una salida de un valor del selectivo, suelen producirse ajustes. Los productos indexados tienen que ajustar su composición y esto suele tener su reflejo en la cotización”. A su vez, la experta avisa que “estar en el Ibex no es garantía de éxito y que otros valores han pasado sin pena ni gloria”.

Una historia de amor sobre el parqué

Desde que Cie Automotive decidió dar el salto a bolsa, la compañía se ha comportado de manera impecable. En la sesión del jueves, cerraba el precio por acción de 35,56 euros y una capitalización de 4.494 millones de euros. En lo que va de año, sus títulos se han revalorizado más de un 46% y si se compara con junio de 2017 el incremento es de un 66%.

Si tiramos de historia, en los últimos cinco años Cie Automotive ha aumentado un 503% su valor, dejando casi en anécdota los 5,57 euros que costaba su acción en junio de 2013.