En plena configuración del nuevo Gobierno encabezado por Pedro Sánchez, una empresa de la talla de la alemana Siemens ha sido clara en su petición: que se haga una apuesta clara por la formación del talento, inversión en innovación y desarrollo (I+D) y que se apoye desde la Administración la internacionalización de los avances que logran las empresas.

Noticias relacionadas

Para la presidenta y consejera delegada de Siemens España, Rosa García, España cuenta con unas sólidas infraestructuras para dar sustento al proceso de digitalización en que están embarcadas las empresas. Pero, bajo su punto de vista, el nuevo Gobierno debe abordar esos tres puntos de forma transversal para asegurarse de que España esté a la altura de su posición entre las principales economías de la Unión Europea. 

"En los últimos dos años, España ha sido capaz de hacer inversiones y tomarse la digitalización muy en serio. De estar a la cola de la Unión Europea hemos pasado al puesto diez, a la mitad de la tabla. Pero la economía española debería estar en el mismo puesto que nuestro valor, en el cuarto", señalaba García a periodistas durante la jornada 'Digitalization Day' celebrada este martes en Madrid.

Para seguir avanzando, la presidenta de Siemens aboga por trabajar en dos aspectos: educación e innovación. Según la principal ejecutiva de la firma alemana en España, el "grado de digitalización de las empresas españolas está en el número siete, la formación técnica de los especialistas está al mismo nivel". 

"Las empresas necesitamos para este proceso (de digitalización) empleados que se hayan formado en estas nuevas tecnologías. Es importante trabajar en dos niveles: el universitario, con currículos adaptados al mundo cambiante; y el de la formación profesional, para que los estudiantes salgan preparados para la empresa de hoy, no para la del pasado", afirma García.

Pero esto hay que apoyarlo en inversión en I+D, considera. Hasta ahora se ha invertido alrededor de un 1% del PIB, "pero tanto el Gobierno como las empresas tienen que invertir en ello porque la economía sólo será competitiva si la basamos en innovación", añade.

Este esfuerzo en mejorar los programas educativos y la inversión en innovación debe ir acompañada de otra apuesta desde las administraciones públicas, apunta García: "Es fundamental que desde la Administración se apoye la expansión de todos los avances que se logran. Hay que ayudar a las empresas a internacionalizarse".

Apuesta por la digitalización

La empresa alemana ha inaugurado este martes en Madrid una amplia muestra de sus últimas innovaciones en tecnología digital. En total, 1.200 metros cuadrados de exposición ubicados en el estadio Wanda Metropolitano para mostrar cómo el Internet of Things (IoT), el gemelo digital, la ciberseguridad o los servicios digitales están ayudando a transformar la forma en que las empresas se relacionan con sus clientes y con el mundo. 

Para la CEO de Siemens, esta "unión entre el mundo real y el virtual" ha servido, sin duda, para "reducir costes energéticos y emisiones contaminantes", pero también para aumentar la productividad y mejorar el transporte en las ciudades.

Desde la firma alemana se enorgullecen de "utilizar nuestro conocimiento y experiencia para innovar y ampliar aún más nuestras soluciones digitales", asegura. Así, "podemos ayudar a las empresas a abrazar la digitalización y darles las herramientas necesarias para lidera en esta nueva etapa", añade la ejecutiva.

En el último año, el negocio digital le ha aportado a Siemens 5.200 millones de euros, un 20% más. La cifra es similar a la inversión que realiza la compañía cada año en I+D, 5.600 millones de euros, una apuesta por la innovación con la que han contribuido a reducir costes energéticos, disminuir emisiones contaminantes, aumentar la productividad y mejorar el transporte, sostienen.

Según García, Siemens cuenta con unos 24.000 trabajadores dedicados en exclusiva a temas relacionados con la digitalización. La compañía cuenta con 20 centros de creación de aplicaciones basadas en su plataforma de IoT, Mindsphere, en 17 países. Además, esta semana inaugurará su nuevo hub digital en Cornellà de Llobregat (Barcelona), un centro de innovación que se dedicará a desarrollar soluciones digitales relacionadas con el sector energético para Mindsphere.

"Si Siemens fuera sólo una empresa de software, seríamos la décima a nivel mundial y la segunda en Europa. Lo hemos logrado en cinco años gracias al desarrollo interno y a través de la adquisición de empresas, con una inversión de 10.000 millones de euros", apunta García. De hecho, la última operación que ha hecho la alemana en este sentido se anunció hace dos semanas: compró J2 Innovations, firma proveedora de gestión de software para automatización de edificios.

La presidenta de Siemens España ha recordado también que la alemana cuenta con un fondo -Next 47-, con el que prevén invertir 1.000 millones de euros para tomar posiciones minoritarias en start up. "Las pymes están siendo muy activas en el proceso de digitalización", destaca García. Desde la pequeña empresa tienen el pulso sobre las necesidades de los clientes, pero a veces no cuentan con los recursos para apostar por la innovación.

A través de acuerdos con centros de investigación y la entrada de inversores con más músculo financiero, pueden poner en marcha sus planes de digitalización que, según García, en la mayoría de los casos son muy realistas. "Buscan eficiencia muy rápidamente, hacer competitiva una línea de producción. Utilizan la tecnología para generar ahorros y usan esos ahorros para crecer", sostiene.