Abhir Hathi, Antonio Quirós y Alfonso Luengo, fundadores de Wasabijobs

Abhir Hathi, Antonio Quirós y Alfonso Luengo, fundadores de Wasabijobs Carlos R. Cózar

Empresas

Wasabijobs, o cómo encontrar trabajo a través de WhatsApp

La 'startup' está cerrando una ronda de financiación de un millón de euros.

Menorca

Un tick, doble tick, doble tick azul, videollamada perdida, videollamada enviada, emojis, selfis, vídeos y así una larga retahíla de elementos que nos encontramos en una de las aplicaciones más usadas en el mundo: WhatsApp. La app de mensajería es una rutina más en nuestras vidas, hasta el punto de que intentar lanzar un teléfono que no la lleve es garantizar su fracaso.

WhatsApp se ha convertido en uno de los canales para interactuar de manera rápida y directa con nuestros seres queridos. Poco a poco, esta app ha ido virando, a la vez que se utiliza para el contacto con los allegados, hacia el sector empresarial. De hecho, la propia plataforma ha introducido una serie de novedades para facilitar la gestión de las sociedades.

Con la idea de que el servicio de mensajería instantánea se ha convertido en un pilar fundamental en nuestras vidas, Wasabijobs apuesta por la búsqueda de trabajo a través de esta vía. "Creemos que el mercado tradicional de las webs de trabajo está saturado. Existen muchas plataformas y es una tarea complicada para las personas quieren formar parte del sistema laboral", explica a EL ESPAÑOL su CEO, Antonio Quirós.

Esta ‘startup’ elegida para ‘desacelerar’ en Menorca Millenials ya consigue colocar a mil personas por año, que se dan de alta a través de Whatsapp en sectores como el retail, la moda, la restauración, el ocio y los espectáculos o el turismo.

Una razón de peso por la que su apuesta se dirige a través de Whatsapp es la facilidad y el ahorro de tiempo que supone la búsqueda de empleo por parte de los candidatos por este medio. “Encontrar trabajo se ha convertido en un trabajo en sí mismo. Se pierde demasiado tiempo recorriendo las calles, buscando en webs, enviando correos… Lo ideal es que las personas no estén gastando su valioso tiempo en rellenar formularios o tener que revisar las miles y miles de ofertas”, subraya el CEO de Wasabijobs.

La otra mitad de la naranja también su papel relevante dentro de Wasabijobs. La ‘startup’ realiza la labor de reclutamiento y de selección. No obstante, la última decisión la toma la compañía, que recibe un perfil detallado del posible candidato. 

“Las empresas reciben un gran volumen de currículums a través de sus correos y de su plataforma en la web de ‘trabaja con nosotros’. Es un proceso largo y que puede verse desbordado para los encargados del proceso de selección”, explica Quirós. Para él, las candidaturas tienen un handicap difícil de resolver. “Son muy impersonales, pero con nosotros no ocurre porque buscamos el contacto directo y conocemos muy bien a las personas que se dan de alta”.

En este sentido, Antonio Quirós valora que la atención al trabajador es fundamental. “Nadie responde a las peticiones por la cantidad de currículums que reciben las grandes empresas, lo que puede provocar la desesperación de los jóvenes que buscan empleo”. Wasabijobs tiene la obligación de contestar cuando se le pregunta por la situación del proceso de selección, además de ofrecer un feedback en el que se destacan los puntos fuertes y débiles o los puestos donde mejor encajarían.

Un mensaje para trabajar

”Quiero trabajar”. Escribiendo un mensaje de dos palabras a un número de teléfono Wasabijobs brinda la oportunidad de encontrar trabajo en el sector servicios.

Una vez que el usuario se ha dado de alta, se activa un mecanismo con una serie de preguntas específicas. “Son cuestiones básicas, pero muy personales y concretas. También pedimos un pequeño vídeo para que el candidato muestre sus aptitudes”, resalta. La idea de humanizar y hacerlo fácil es el buque insignia de Wasabijobs ya que “se busca que los jóvenes tengan la suficiente confianza y autoestima para optar a un puesto de trabajo”.

Una vez subida la información, se completa el proceso y la empresa que busca el perfil determina que persona es el seleccionada. No obstante, el desánimo es algo que no contempla Wasabijobs. Por eso, si uno de los usuarios no sigue adelante en el proceso, van a parar a una especie de gimnasio de entrenamiento laboral para ayudar con pautas a los candidatos que se han quedado a las puertas. “Estamos convencidos de que es injusto que por pequeños detalles se queden sin trabajar, por ello les invitamos a seguir formándose con nosotros”, narra Quirós.

En el mercado

Wasabijobs también quiere crear comunidad. Por eso, su idea es que tanto las empresas como los trabajadores estén alerta ante posibles cambios. “Si un trabajador tiene buenas aptitudes y han sido validadas por nosotros, las empresas pueden encontrarle en un segundo”, subraya.

Por otra parte, la ‘startup valora el talento perdido en España en el sector servicios por pequeños detalles. “Hay mucha gente que tiene unas enormes aptitudes, pero por la forma de contratar a la que estamos acostumbrados, muchos de los candidatos se quedan con las manos vacías y el talento se va al ‘saco rojo’ como lo llamo yo”, valora Quirós.

Acuerdo con cotizadas y salto al extranjero

En apenas dos años, Wasabijobs ya ha iniciado la tercera ronda de financiación que le permitirá seguir expandiéndose y desarrollarse en su nicho de mercado. De momento, ya ha cruzado las fronteras y mantiene un acuerdo con una empresa de comida asiática en Londres.

A su vez, está próximo de cerrar una ronda de financiación de un millón de euros de “una importante cotizada” aunque de momento no se puede dar a conocer la empresa.

No son los únicos que se dedican a este negocio. Cada vez funciona mejor, dentro del sector de ofertas de empleo para desarrolladores de software, el proyecto de David Bonilla, creador de la Tarugoconf. Manfred es muy sencillo y publica cinco ofertas de trabajo tecnológico al día, pero ya tiene una notable base de usuarios.