Dimas Gimeno quiere una nueva edad dorada para El Corte Inglés

Dimas Gimeno quiere una nueva edad dorada para El Corte Inglés

Empresas

Tablas en El Corte Inglés: ni Dimas logra la salida a bolsa ni las hermanas adelantar su destitución

Noticias relacionadas

Tablas en El Corte Inglés tras el consejo más importante de los últimos años. En él, Dimas Gimeno trataba este miércoles de convencer a los principales consejeros de la compañía para que le dieran su respaldo a la salida a bolsa de los grandes almacenes en un plazo de dos años. Un debate intenso, según fuentes del consejo de administración, pero en el que no ha habido luz verde a sus planes, dado que ni siquiera ha habido opción a votarlos.

Este es uno de los puntos trascendentales para el presidente de El Corte Inglés porque -en parte- solucionaría los problemas familiares que hay en el seno del consejo, pero también porque es uno de los objetivos finales de la inversión que hizo el jeque Al Thani cuando entró en 2015 en el capital social de la compañía.

Según esas mismas fuentes algunos consejeros habrían recriminado al presidente que al plantear esos asuntos se entromete en las tareas de los consejeros delegados de la compañía, Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa. Sin embargo, para Dimas Gimeno, el mero hecho del debate de este punto supone validar su tesis al frente de la compañía y está convencido de que se terminará aprobando en el medio o largo plazo. 

En el consejo de administración celebrado este miércoles Dimas Gimeno ha profundizado en su tesis de que es necesario llevar a cabo una auditoría del departamento de seguridad que iba a realizar EY. Un trabajo que la propia firma ha rechazado porque considera que debe desarrollarse primero una investigación interna, así que la pelota vuelve al consejo de El Corte Inglés que, según el entorno de Gimeno, se muestra poco partidario a llevarla a cabo.

¿Por qué? Según ese mismo entorno porque buscan ocultar las irregularidades cometidas en un área controlada por Florencio Lasaga, presidente de la fundación y otrora hombre fuerte de Isidoro Álvarez. En concreto, por permitir que Carlos Fernández-Cernuda, el director de Seguridad de la compañía, creara empresas de seguridad que obtuvieron después contratos millonarios. Desde la compañía lo niegan y lo achacan a la voluntad de Gimeno de intentar "presionar" a algunos de los consejeros para que no voten a favor del cese del presidente de El Corte Inglés. 

Algunos de los asistentes al consejo de administración explican a este periódico que ha sido un debate tenso, en el que las espadas han estado en todo lo alto. Especialmente en el momento en el que se ha solicitado el cese del presidente, Dimas Gimeno. Aunque fuentes de la compañía niegan que se haya producido, algunos miembros aseguran que tanto Marta como Cristina Álvarez habrían solicitado el cese adelantado del presidente de El Corte Inglés, algo que ha sido rechazado por parte de los consejeros al entender que no era el momento adecuado. En concreto se habrían opuesto Florencio Lasaga y Carlos Martínez-Echeverría, Manuel Pizarro y el jeque Al Thani.  

Un consejo extraordinario para su cese

Ahora bien, la mayoría del consejo insiste en quitar a Dimas Gimeno como presidente. Durante la reunión, y de manera formal, buena parte de los diez consejeros han solicitado que haya un consejo extraordinario para dirimir si Dimas Gimeno debe o no cesar como presidente de la compañía. 

Una petición que es continuación de la ya realizada hace unos días por Florencio Lasaga, Carlos Martínez Echevarría, y los consejeros delegados, Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa. Una solicitud que contaba con el respaldo de Paloma García Peña, representante de Cartera Mancor. Todos ellos agrupan a cerca del 70% del capital. 

Sobre esta solicitud, indican, el presidente ha tomado nota y ahora debe decidir cuándo debe celebararse. Al parecer ese consejo se producirá entre el 6 y el 15 de junio como muy tarde. La petición de debate sobre el futuro de Dimas Gimeno ha sido respaldada también por el jeque Al Thani y el independiente Manuel Pizarro. Esto no significa que se hayan decantado por ninguna de las partes, tan sólo que ven necesario debatir sobre el futuro de los grandes almacenes.  

En cualquier caso, todas las partes preferirían una salida negociada. Es decir, la retirada de Dimas Gimeno o que se limite a cumplir con las funciones meramente representativas, tal y como le piden las hermanas. Desde el entorno del presidente no se valora una retirada voluntaria, y dudan de que todos los accionistas quieran situar a Marta Álvarez al frente de la compañía, por lo que algunas fuentes valoran la posibilidad de buscar una tercera figura de consenso que permita desbloquear la lucha por el control de El Corte Inglés.

Y es que algunos miembros del consejo de administración, especialmente los históricos Florencio Lasaga y Carlos Martínez-Echevarría, preferirían que los trapos sucios se laven en casa. De hecho, su papel es clave dado que son los representantes principales de la Fundación Ramón Areces que es el accionista mayoritario.

Hasta el momento se han pronunciado a favor de la destitución de Dimas Gimeno, de ahí que ahora los esfuerzos del presidente pasen por intentar convencerles para cambiar el sentido de su voto. Prueba de ello es que este martes se celebraba una reunión entre los tres para intentar acercar posturas. 

El único punto en el que ha habido unanimidad a la hora de valorar las propuestas ha sido en la aprobación de las cuentas del año 2017. Serán presentadas en la próxima Junta de Accionistas en agosto, en la que se reflejará un incremento de ventas y de beneficios de dos dígitos, según reconocía hace unas semanas el propio Dimas Gimeno.