El Corte Inglés de Castellana, uno de los centros emblemáticos de los grandes almacenes.

El Corte Inglés de Castellana, uno de los centros emblemáticos de los grandes almacenes.

Empresas

El regreso de los Areces al consejo de El Corte Inglés, pendiente de la salida de Dimas Gimeno

  • Nunca se produciría antes de la Junta de Accionistas prevista para este verano. 
  • Este miércoles se celebra un consejo de administración clave para la compañía. 

El consejo de administración de El Corte Inglés que se celebra este miércoles será uno de los más duros que se recuerden en la historia de los grandes almacenes. Las espadas entre Dimas Gimeno y sus principales accionistas están en todo lo alto, y el cese del presidente sigue planeando sobre su cabeza.

Qué pasa con... El Corte Inglés

Será en las próximas semanas cuando se resuelva la guerra soterrada por el control de los grandes almacenes entre Dimas y Marta y Cristina Álvarez. De momento, este miércoles se conocerá el plan del todavía presidente para mantenerse en el poder. Una de sus bazas es lograr la salida a Bolsa de la compañía en los próximos meses. Esta sería la solución que algunos quieren ver a la disputa familiar que se vive en el corazón de El Corte Inglés.

Aunque las posturas ahora mismo están muy alejadas, hay algo en lo que parece haber una cierta coincidencia entre las partes: la necesidad de renovar parte del consejo de administración. Pero también hay sintonía en que es importante que Ceslar -la sociedad que agrupa a los herederos de Ramón Areces (9%)-, vuelva a ocupar un sillón del que fue expulsado en 2015 por el propio presidente. Por cierto, entre otras cosas, por filtrar información. Curioso.

Los tiempos

Fuentes cercanas a los grandes almacenes explican a EL ESPAÑOL que la vuelta se podría producir una vez que Dimas Gimeno cese en su actitud. Es decir, asuma su puesto como presidente no ejecutivo, o se celebre el consejo de administración que debería celebrarse la próxima semana para abordar su cese.

Las conversaciones, según explican esas mismas fuentes, se han producido de forma intermitente desde hace meses. Se basan en el convencimiento de que los principales accionistas deben tener representación en el consejo, más allá de que todas las partes consideran necesaria la incorporación de nuevos consejeros independientes que ayuden a adaptar las estructuras corporativas a los códigos de buen gobierno. Figuras similares a las que ocupa en este momento Manuel Pizarro. 

Con este fin se podría aprovechar el que el mandato de Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echevarría termina en agosto, aunque todavía está por ver que opten por dar un paso al lado.

Sea como sea, aunque el acercamiento entre Ceslar y El Corte Inglés es evidente, no está claro en qué ‘bando’ se sitúa en este momento la familia Areces Galán. Desde que estallara la guerra entre primos se han mantenido al margen y han evitado pronunciarse. Incluso a preguntas de este medio.

Mejor sintonía con unos que con otros

Sí explican algunas fuentes conocedoras de las negociaciones que la afinidad entre los Areces es mayor con las hermanas Marta y Cristina Álvarez que con el presidente Dimas Gimeno. El motivo parece evidente: fue él quien decidió someter a votación del consejo y de la junta por “incumplimientos de sus deberes de lealtad y secreto que le son exigibles como administrador”, tal y como decía el comunicado emitido en agosto de 2015.

Un adiós al consejo que fue llevado ante la Justicia y que en este momento espera decisión sobre los recursos presentados por Ceslar. De hecho, en las primeras sentencias el juzgado de lo mercantil asegura que algunos de los hechos utilizados para expulsar a la compañía del consejo “no están probados”.