César González-Bueno (ING) y Emilio Saracho (Popular).

César González-Bueno (ING) y Emilio Saracho (Popular).

Empresas A LOS LEONES

A LOS LEONES: César González-Bueno (ING) y Emilio Saracho (Popular)

César González-Bueno, el hijo pródigo de ING sigue sufriendo con el entorno de tipos en Europa

El consejero delegado de ING sigue padeciendo los efectos que está causando en el sector financiero el entorno de bajos tipos de interés que se vive en Europa. Muestra de ello es la última medida adoptada por la entidad por la que vuelve a modificar las condiciones de sus cuentas.

En un comunicado remitido la semana pasada a sus clientes les han informado de que a partir del 25 de julio ING dejará de prestar el servicio por el que 'rescata' cantidades de otras cuentas vinculadas de sus clientes en otras entidades. De ese modo, tendrán que efectuar los ingresos a través de transferencias bancarias, con el consiguiente coste en caso de que su banco decida cobrar por esa operación. 

Se trata de un paso más en la modificación de sus cuentas, y que se suma al efectuado el pasado mes de noviembre cuando ING dejó de remunerar su Cuenta Naranja desde el 0,1% TAE hasta el 0,05% TAE actual por el entorno de bajos tipos de interés que se mantiene en Europa. Era las segunda vez que reducía dicha remuneración, dado que a principios de 2017 también daba un paso atrás al pasar del 0,5% al 0,2% TAE.

La Cuenta Naranja no es la única que ha sufrido recortes. ING también eliminaba en septiembre el Depósito Naranja. Un producto que estaba a disposición de todos sus clientes y que ofrecía una remuneración del 1% TAE durante dos meses a todo aquel que abriera una cuenta en el banco naranja.

Saracho se niega a dar explicaciones de su gestión en el Popular con burdas excusas

Emilio Saracho, expresidente del Banco Popular, ha eludido acudir a declarar ante un juez de Barcelona que estudia la caída del Banco Popular. Lo ha hecho alegando distintos motivos legales, aunque el más llamativo es que -según él- desplazarse desde Madrid a Barcelona le resultaba imposible. Según su defensa le resultaba complicado porque "no existen medios de transporte que permitan mi desplazamiento". 

Otro de los argumentos de Saracho era su implicación en otro juicio por la vía penal en la Audiencia Nacional, lo que le podría generar indefensión. Recordaba también que hay distintos juicios abiertos por la misma causa en España, y que ir a uno de ellos "crearía un precedente" que le obligaría a acudir a todos. 

El expresidente de Popular ofreció declarar por videoconferencia, algo que fue negado por la magistrada. En cualquier caso el juicio quedaba visto para sentencia, después de que un particular que invirtió 28.000 euros en la ampliación del Popular en 2016 denunciara a la entidad por la caída del banco. Hasta ahora la mayor parte de las demandas de particulares presentadas en los juzgados han sido ganadas por ellos. 

 

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
El aeropuerto de El Prat en una imagen de archivo

Huelga en El Prat: la mediación entre Iberia y su personal de tierra termina sin acuerdo

Siguiente