El ruso Mikhail Fridman, con la ayuda de Goldman Sachs, llega al 25% en Dia y evalúa superar el 30% y lanzar una OPA.

El ruso Mikhail Fridman, con la ayuda de Goldman Sachs, llega al 25% en Dia y evalúa superar el 30% y lanzar una OPA.

Empresas CAMBIO DE CONTROL EN LA CADENA

Goldman Sachs allana el camino para que el ruso Fridman ‘ope’ a Dia

  • El banco ya ‘guarda’ acciones al inversor ruso para que se acerque al 30%, el umbral para lanzar una oferta por la cadena.
  • Diez meses después de que Mikhail Fridman irrumpiera en Dia, el valor del grupo se ha reducido casi a la mitad, de 3.735 a 1.944 millones.

La cadena de distribución Dia ya vale prácticamente la mitad de lo que valía hace 10 meses, cuando, a finales de julio de 2017, el empresario ruso Mikhail Fridman irrumpía en el accionariado del grupo que todavía preside Ana Maria Llopis, que anunciaba en la pasada junta su decisión de dejar el cargo lo antes posible.

Entonces, la notificación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de aquel movimiento provocaba que la cotización se disparara un 15%, hasta alcanzar un precio de 6 euros por acción y llevando el valor de mercado del grupo a 3.735 millones de euros.

De 3.735 a 1.944 millones en 10 meses

Ahora, la caída continua que viven los títulos de Dia en lo que llevamos de mayo ha provocado que esa cotización parezca abocada a tocar el umbral de los 3 euros, desde los 4 euros de hace un mes. Este miércoles, tras otro recorte diario superior al 1%, la acción de Dia cerraba en 3,12 euros, con lo que la compañía ya solo vale 1.944 millones de euros.

En medio de este descalabro, la ‘letra pequeña’ del acuerdo entre Fridman y el banco estadounidense de inversión Goldman Sachs (GS) para la toma de control de Dia se ha vuelto a activar.

Fridman mueve los hilos en Dia desde Luxemburgo

Se trata de repetir la misma estrategia llevada a cabo a mediados del pasado mes de enero, en los días previos a que venciera el acuerdo colateral por el que GS se encargaba de ir comprando los títulos que traspasaría a Letterone Investments, la sociedad luxemburguesa a través de la que Fridman vehicula su participación en Dia.

El magnate ruso solo necesitaba que Goldman le ‘guardara’ 43,57 millones de acciones -las correspondientes al acuerdo colateral para ejercer la opción de compra del 7% pactado-, pero finalmente el empresario de origen ucranio -también con pasaporte israelí-, reconocía a la CNMV que había “adquirido acciones adicionales de Dia”. Otro 5% para alcanzar el 15% del capital de la distribuidora.

Goldman 'trabaja a destajo' en Dia para el magnate ruso

Curiosamente, la mayoría de estas acciones -un paquete de 31 millones de títulos-, habían sido ‘reservadas’ para Fridman por el propio banco estadounidense. Basta comprobar los movimientos remitidos a la CNMV por Goldman Sachs para ver cómo, entre el 12 y el 23 de enero, el 11,73% del capital que atesoraba en Dia se reducía al 3,3% tras trasvasar las acciones a Letterone, la empresa del empresario ruso.

Ahora, Goldman y Fridman están en las mismas. En cuatro meses, el banco estadounidense ha vuelto a aglutinar el 11,4% de la distribuidora desde el 3,3% de enero, según la última actualización notificada este martes por la CNMV, que registraba el movimiento que la entidad financiera realizaba efectivamente el pasado 16 de mayo.

Letterone, con el 26,4% de Dia 'de facto'

De esta manera, Fridman tendría de ‘facto’ el 26,4% del capital de Dia que, en principio, no lo tendría en sus manos hasta que el próximo 2 de noviembre venza el plazo fijado con Goldman Sachs para ejecutar la opción de compra del 10%, ligada por el acuerdo colateral firmado entre ambos el pasado 19 de enero.

A partir de aquí, todos los escenarios están abiertos, y varios de los analistas consultados por EL ESPAÑOL dan por descontado que la nueva estrategia conjunta que están siguiendo Goldman y Fridman tiene como objetivo final que el inversor ruso rebase ese umbral del 30%, que le obligaría a lanzar una OPA sobre la totalidad del capital de Dia.

No obstante, a la vista de la fecha de los vencimientos de los instrumentos financieros a futuro que el banco estadounidense acredita en la cadena -equivalentes al 10,37% del capital-, no parece que el cruce de ese umbral vaya a producirse de inmediato. El instrumento más cuantioso -un ‘swap’ por un importe de 18,4 millones de acciones, equivalente al 3% de Dia-, no vence hasta el próximo 21 de diciembre.

Los 'hombres' de Fridman testan la distribuidora cada día

Pero todo se puede acelerar si la cadena prosigue en su vertiginosa caída. Cada día, Karl-Heinz Holland y Stephan DuCharme, los dos consejeros ‘colocados’ por Fridman en el consejo de gobierno de Dia, testan la situación para determinar si se acelera o no el vencimiento anticipado del acuerdo con Goldman para ejecutar el 10%, y llegar hasta el 25% o, incluso, si resultaría conveniente aumentar todavía más y plantearse la oportunidad de lanzar la OPA.

A los precios actuales, el 73,6% que no estaría en manos de Letterone -un paquete de algo más de 458 millones de acciones- le costaría a Fridman unos 1.430 millones que, sumados a los aproximadamente 740 millones desembolsados por el 25%, harían que el inversor ruso se quedara con el 100% de Dia por unos 2.200 millones.