Un técnico de Eletropaulo arreglando un tendido eléctrico en una imagen de archivo.

Un técnico de Eletropaulo arreglando un tendido eléctrico en una imagen de archivo. Reuters

Empresas

Duelo por Eletropaulo: Iberdrola y Enel lanzan su última oferta con la esperanza de que no aparezca un tercero

  • La distribuidora brasileña abre las ofertas al cierre de mercado en Sao Paulo.
  • Si no hay más pujas, la más alta será la que llegue al concurso del 4 de junio.
  • Los minoritarios de Enel Americas valoran acudir a la Justicia para detener la operación.

La pugna entre Iberdrola y Enel por el control de Eletropaulo puede resolverse este jueves si un tercer interesado no desmonta el tablero.

La mayor distribuidora brasileña por ingresos abrirá este jueves las ofertas y, si no hay interesados que sorprendan con una puja, el que ponga más dinero sobre la mesa, gana.

Según las pautas marcadas por Eletropaulo, Neoenergia (filial brasileña de Iberdrola) y Enel Americas (la filial en Latinoamérica con la que realiza la operación) presentarán sus ofertas en sobre cerrado entre las 18.30 y las 19.00 hora local ante la Bolsa de Sao Paulo. Inmediatamente después, se abrirán los sobres y, en caso de empate, se permitirá a las empresas presentar nuevas ofertas cada 30 minutos hasta que una se imponga.

La vencedora en este proceso será la oferta que se registre en el proceso de subasta que se celebrará el próximo 4 de junio.

Después del calentón de ofertas y contraofertas que Neoenergia y Enel protagonizaron a finales de abril, la italiana es la que tiene hasta el momento la oferta más alta: 32,20 reales por acción (7,55 euros). La de la filial de Iberdrola está ligeramente por debajo: 32 reales (7,51 euros).

En el mes que ha durado la tensión entre las energéticas europeas, los títulos de Eletropaulo se han revalorizado casi un 100%, desde los 18 reales por acción en que estaba a principios de abril -cuando los inversores empezaron a mostrar su interés en participar en la ampliación de capital que luego canceló-, hasta los 34,50 reales a los que cerró este miércoles. 

La oferta inicial de Neoenergía -cuando acordó acudir a la ampliación de capital que más tarde se canceló y luego lanzar una OPA-, era de 25,51 reales por acción y ofrecía una prima de 3 reales sobre el valor de la cotización de ese momento. Enel, que ya había mostrado su interés en ir a la OPA de Eletropaulo, vio la oferta de Iberdrola y se lanzó de cabeza con una primera oferta de 28 reales. 

Neonergía se mantendrá en "límites razonables"

Aunque la filial brasileña de Iberdrola cargó munición a principios de este mes -aprobó una ampliación de capital de 5.500 millones de reales (1.200 millones de euros) para tener a punto su músculo financiero por si fuera necesario-, desde Neoenergia aseguran que no se harían "locuras" para ganar la partida

El presidente ejecutivo de Neoenergía, Mario José Ruiz-Tagle, asegura que tiene el respaldo de los accionistas para presentar nuevas ofertas, según recogió Reuters, pero no se hará a cualquier precio. El ejecutivo acusó a Enel de "correr con doping" por ser una empresa estatal y de carecer de "racionalidad económico-financiera" para definir un precio. Ruíz-Tagle afirmó que Neoenergía tiene "límites razonables" para ofertar y que incluso "tiene un número muy claro y de eso no se pasará". 

Tanto desde Neoenergia como el propio presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, han defendido la solidez de esta inversión y el "buen encaje" que tiene con su actual operación en Brasil desde el punto de vista estratégico y geográfico.

Eletropaulo es una de las mayores comercializadoras de electricidad de Brasil con alrededor de 7,2 millones de puntos de suministro repartidos en un área de 4.526 kilómetros cuadrados y con casi 40.000 kilómetros de redes de distribución. La compañía da servicio a 18 millones de consumidores en 24 ciudades. El Estado brasileño es el principal accionista, con más de un 26% del capital, un 18% a través del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

Un tercero en discordia

Eletropaulo está dispuesta todavía a escuchar más ofertas. Según el documento que remitió al regulador brasileño a principios de esta semana, hasta las 15.00 hora local de Sao Paulo se recibirán ofertas de terceras empresas.

Si llegara alguna, todas las ofertas recibidas -incluidas las de Neoenergia y la de Enel- se abrirían, pero la decisión sobre quién será el nuevo controlador se tomará el próximo 4 de junio, día en que se cierra la subasta de la distribuidora.

Pero hay una nueva posibilidad de entrar en la competición: se podrán presentar nuevas ofertas, siempre que sean al menos un 5% más elevadas que la que se imponga este jueves, hasta el día 4 de junio. En este caso, todos los oferentes tendrán una última ocasión de elevar sus precios el día de la subasta. 

Entre los interesados que podrían sorprender lanzando una oferta por la firma brasileña está China State Grid, aunque fondos con una posición minoritaria también podrían aprovechar la situación, consideran fuentes del mercado. 

Sindicatos y minoritarios de Enel, en desacuerdo

La guerra de ofertas para controlar Eletropaulo ha dejado en el carril a sus trabajadores. En una carta, el principal grupo sindical de la distribuidora, el Sindicato dos Eletricitários de Sao Paulo, señala que siguen de cerca todo el proceso dado su impacto en los trabajadores y tacha de "insostenible" la situación para los trabajadores de las empresas que prestan servicio a Eletropaulo, que está retrasándose en el pago de las facturas.

Además, acusa a la Comisión de Valores Mobiliarios (el regulador brasileño) de haber "tratado de provocar una valorización excesiva de las acciones para los accionistas que se van, sin el debido cuidado de garantizar el valor de la empresa". El sindicato, además de manifestar su inquietud por el hecho de que una empresa controlada por el Gobierno italiano controle Eletropaulo y la especulación de las empresas estatales chinas que no se ha materializado con una oferta en firme, afirma que el Gobierno brasileño "mira impasible" la pelea entre las empresas.

Pero es que también echan de menos una propuesta industrial que trace la ruta de compañía una vez que caiga en 'nuevas' manos, algo que hasta que no se defina quién se hace con el control no se revelará, señalan fuentes del mercado a este periódico.

Los propios trabajadores no son los únicos que han mostrado su malestar por cómo está realizándose el proceso. Los accionistas minoritarios de Enel Americas en Chile valoran acudir a la justicia para detener la operación. A su juicio, no han sido debidamente informados de una operación que, en base a la última oferta de Enel puede llegar a casi 5.400 millones de reales, y que la italiana deberá financiar.

"Parece que Enel quiere ganar cueste lo que cueste y eso no puede hacerlo a costa de dañar a los minoritarios y con una agresión al sistema financiero chileno", afirmó a Reuters Bárbara Salinas, abogada que representa a los minoritarios en Chile. El asunto ha sido trasladado a la Cámara de los Diputados chilena debido a la presencia de fondos de pensiones locales entre los minoritarios y tienen como argumento que ya hubo que pararle los pies a Enel Americas -entonces Enersis-, hace unos años con un controvertido aumento de capital. "Utilizaremos todas las herramientas jurídicas a nuestra disposición para impedir que se realice esta operación en los términos en que se ha marcado", agrega Salinas.