Alicia Keys, una de las artistas del catálogo musical de EMI.

Alicia Keys, una de las artistas del catálogo musical de EMI. EFE

Empresas INDUSTRIA DISCOGRÁFICA

Sony paga 1.955 millones para quedarse con el control total de EMI

Cuando la operación sea autorizada por las autoridades reguladoras, se constituirá la mayor compañía de la industria discográfica.

Sony ha llegado a un acuerdo para la adquisición por 2.300 millones de dólares (1.955 millones de euros) de aproximadamente un 60% del capital social de EMI Music Publishing en poder de Mubadala Investment, el fondo de inversiones estatal del emirato de Abu Dab.

De esta manera, después de esta operación el conglomerado japonés, que controlaba ya de manera indirecta un 39,8% de la discográfica, se convertirá en la mayor compañía del sector.

Deuda de EMI

En el marco de la transacción, que deberá ser autorizada por los correspondientes reguladores, Sony asumirá la actual deuda bruta de EMI Music Publishing, que ascendía a unos 1.359 millones de dólares (1.154 millones de euros) hasta el pasado 31 de marzo.

Al cierre de la operación la compañía confía en anotarse una ganancia de 100.000 millones de yenes (765 millones de euros) en relación con la participación en EMI que actualmente posee.

Más de dos millones de canciones

"El negocio de la música ha disfrutado de un resurgimiento en los últimos años, gracias principalmente al crecimiento de los servicios de 'streaming' basados sobre suscripciones", declaró Kenichiro Yoshida, presidente y consejero delegado de Sony Corporation.

EMI Music Publishing posee o administra los derechos de más de dos millones de canciones, incluyendo las obras de artistas como Queen, Kanye West, Alicia Keys, Drake, Pink, Pharrell Williams o Sia.

Caída de sus acciones

En su último ejercicio fiscal, que concluyó el pasado 31 de marzo, EMI Music Publishing generó ingresos de 663 millones de dólares (562 millones de euros) y un EBITDA ajustado de 249 millones de dólares (211 millones de euros). Las acciones de Sony cerraban la sesión de este martes en la Bolsa de Tokio con una caída del 1,97%.

Por otro lado, el presidente y consejero delegado de la compañía ha presentado las directrices del plan estratégico de la multinacional para los tres próximos años y que contempla la inversión de 1 billón de yenes (7.630 millones de euros) en el desarrollo de un modelo de negocio con mayor presencia de suscripciones, así como en el segmento de los microprocesadores.