Gabriel Escarrer Jaume, vicepresidente y consejero delegado de Meliá.

Gabriel Escarrer Jaume, vicepresidente y consejero delegado de Meliá.

Empresas

Escarrer (Meliá) propone regular los pisos turísticos como se ha hecho con Uber

  • El vicepresidente y CEO de la hotelera mallorquina insiste en que se haga un planteamiento estratégico a nivel estatal del sector turístico.
  • Propone que se otorguen licencias de alquiler turístico en proporción a la planta hotelera disponible.

El ritmo de crecimiento del turismo internacional en España no es sostenible. Así lo defiende el vicepresidente y consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, que ha reiterado que España tiene que plantearse qué modelo turístico quiere para "no morir de éxito".

"Pasar de 60 millones de turistas a 80 en dos años no es sostenible. El modelo actual de crecimiento no es sostenible", ha afirmado el ejecutivo durante el foro Hosteltur celebrado este martes en Madrid. "No creo que la infraestructura esté preparada para sostener 100 millones de turistas. Es algo que nos va a pasar factura".

España recibió en 2017 a 82 millones de turistas internacionales que, "con un crecimiento de la planta hotelera del 2% en los últimos años, sabemos dónde se han hospedado", ha señalado Escarrer haciendo referencia a las plataformas de alquiler turístico como Airbnb o Homeaway. 

"Creo en ellos, considero que es un modelo para quedarse, pero tiene que regularse", ha agregado. ¿Y la vía que están siguiendo ya ciudades como San Sebastián, Barcelona o Madrid no es suficiente? "Son parches para el problema, esto requiere un planteamiento más allá de lo que se hace a nivel local", ha sentenciado el primer ejecutivo de Meliá, que ha tachado de "grave error" que se estas competencias estén transferidas a las Comunidades Autónomas. 

Al margen de las regulaciones que impulsen las ciudades o las comunidades -la última en tomar medidas ha sido Canarias-, Escarrer pide una regulación a nivel estatal que defina "el crecimiento que se quiere tener en esta modalidad" para no comprometer la sostenibilidad del sistema. "Se requiere un planteamiento a largo plazo y mirar la dirección de sentencias como la de Uber en Bruselas", que definía a la plataforma estadounidense como un servicio de transporte y no como mero intermediario entre los vehículos y los usuarios. 

El CEO de Meliá ha defendido impulsar una legislación "similar" aplicable al sector turístico. "Dar licencias de alquiler turístico en porcentaje con las plantas hoteleras", ha subrayado.

La hotelera, por su parte, descarta entrar en el mercado de alquiler de viviendas turísticas como han hecho otros hoteleros aunque su negocio se oriente al segmento vacacional. "A corto plazo no vamos a entrar en la inversión en apartamentos turísticos", ha asegurado.

Pese a la inquietud que ya muestran algunos actores del sector turístico respecto a la recuperación de destinos como Turquía o Egipto después de años bajos debido a la inestabilidad política, Escarrer considera que el buen ciclo turístico de España aún no ha acabado. Es más, "siendo el país más competitivo desde el punto de vista turístico, por delante de Francia o Alemania, tiene capacidad para ser competitivo durante mucho más", defiende. Los cuatro pilares para lograrlo, apunta, son: la seguridad, la infraestructura -no sólo carreteras o aeropuertos, también en sanidad-, el patrimonio cultural y el medio ambiente.

En este sentido, ha afirmado preferir "menos turistas", pero que se mantenga el nivel de gasto que se está logrando. Según la última encuesta de gasto turístico (Egatur), en el mes de marzo los turistas que visitaron España gastaron más de 5.700 millones, un 12,1% más que el año anterior. El gasto medio por persona está en 1.064 euros, un 2,3% anual más, y los nórdicos son los que más gastaron (1.255 euros por persona de media). Además, en el primer trimestre del año, el número de llegadas también se mantuvo al alza, superando los 13,7 millones de turistas (un 6% anual más).

Temporada de verano, en línea con 2017

Según Escarrer, este verano será "muy similar" al de 2017, aunque los mercados emisores tradicionales para España como Reino Unido y Alemania han mostrado un renovado interés por las ofertas de Turquía y del norte de África.

Una de las claves para compensar este menor "interés" por parte de británicos y alemanes será el éxito que España está teniendo en mercados como el ruso y el francés.

El CEO de Meliá reconoce que Cataluña sigue afectada por la crisis política derivada del proceso soberanista, sobre todo en el segmento de turismo de negocios, un segmento donde observan "una bajada importante".